Arellano anuncia una nueva fórmula para licitar equipos innovadores

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La Consejería de Economía cuenta con un informe que recoge 168 necesidades tecnológicas de productos y servicios de la Junta que pueden mejorar la atención ciudadana y el funcionamiento de la propia administración. Este documento servirá de base para la elaboración de una nueva fórmula para la compra de equipos innovadores para las áreas de medio ambiente, agricultura, salud, asuntos sociales y fomento, entre otras, informó el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, tras el Consejo de Gobierno que acordó ayer iniciar dicha estrategia.

La Junta cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros en los próximos tres años procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para desarrollar la estrategia de compra pública de innovación (CPI), que actúa mediante la demanda de servicios y productos avanzados que no se encuentran aún disponibles en el mercado a partir de la detección de una necesidad. A diferencia de la licitación convencional, con la CPI la Administración tiene que especificar el desarrollo futuro del producto o servicio que necesita y sus características.

Ramírez de Arellano puso como ejemplo de la compra pública de innovación en Andalucía la creación del brazo quirúrgico 3D sensible al tacto del Hospital Reina Sofía de Córdoba, los contratos relacionados con el Airbus 400M y los famosos cubípodos del dique de San Andrés en el Puerto de Málaga.

Con los 50 millones de euros de los fondos europeos se pretende adquirir al menos 14 bienes o servicios innovadores, explicó el consejero. Las soluciones más demandadas, según el informe, se relacionan con tecnologías big data, sensores, reciclaje de residuos y materiales, aplicaciones y plataformas TIC, sistemas de gestión de la información y drones.

Decreto de farmacias

El Consejo de Gobierno aprobó también el decreto regulador de la adjudicación de nuevas farmacias, que se realizará mediante un concurso público. Las convocatorias, aún sin fecha, tendrán una periodicidad mínima de cinco años y buscarán de forma especial garantizar la existencia de farmacias en pequeños núcleos de población.

Se tendrán en cuenta méritos académicos como la formación de postgrado y la experiencia profesional. No podrán participar en el procedimiento quienes hayan transmitido la titularidad o cotitularidad de su oficina cinco años antes de la publicación de la convocatoria. Tendrán prioridad los titulares durante más de diez años de oficinas en municipios de menos de mil habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos