Arcuri no entrega a sus hijos a Juana Rivas, en vísperas de la vista por la custodia

EFE CALGARI.

El italiano Francesco Arcuri no llevó ayer a sus dos hijos al lugar en el que tenía que recogerlos Juana Rivas, que disponía de un permiso judicial para estar con ellos en Italia hasta el 1 de noviembre, confirmaron fuentes próximas a Rivas.

Rivas se encuentra en Cagliari, capital de Cerdeña, donde hoy ha sido citada junto a Arcuri para comparecer en un Juzgado civil que celebrará una vista sobre la custodia de sus dos hijos menores, que actualmente viven en la isla de Carloforte, al sur de Cerdeña, desde que su padre los llevara desde España a finales de agosto.

La mujer, del municipio granadino de Maracena, gozaba de una autorización judicial, que había sido solicitada por su letrada en Italia, María Eugenia Álvarez, para poder estar con sus dos hijos, de 11 y 3 años, hasta el 1 de noviembre, pero Arcuri no llevó a los menores.

Los abogados de Rivas, el letrado que le acompaña desde España, Juan Manuel Pérez García, y su abogada en Italia, María Eugenia Álvarez, barajaban anoche la posibilidad de interponer una denuncia ante la Policía italiana.

Rivas llegó a Cagliari y se dirigió al hotel en que se va a alojar estos días para esperar la entrega de sus hijos. Viendo que las horas pasaban y que Arcuri no aparecía con los menores, la abogada Maria Eugenia Álvarez envió un escrito a los abogados del padre para establecer un nuevo límite, las 19 horas locales, que tampoco se cumplió.

Arcuri está ilocalizable y Juana Rivas no ha podido hablar con sus hijos desde hace una semana, dijeron los letrados.

Fotos

Vídeos