Aprobado el cambio legal que asegura servicios a viviendas en regularización

SUR SEVILLA.

El Parlamento andaluz aprobó ayer, con el respaldo de todos los grupos, la proposición de ley que garantiza el acceso provisional a los servicios básicos en viviendas de primera residencia que se encuentran en fase de regularización.

La iniciativa, firmada por todos los grupos parlamentarios, pretende asegurar, mediante un cambio legal en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), condiciones transitorias de habitabilidad para las edificaciones en asentamientos con ordenación pero sin proyecto de urbanización, principalmente en Córdoba.

Los cinco grupos parlamentarios saludaron la aprobación de esta iniciativa, que se ha tramitado por lectura única, debido a la necesidad de corregir los problemas que algunos asentamientos de viviendas tienen de abastecimiento de agua, luz y saneamiento.

Una reforma legal abrió en 2016 a los titulares de estas edificaciones la posibilidad de incorporarlas al proceso urbanístico de los municipios, aunque sin las medidas transitorias de acceso a suministros básicos de electricidad, agua y saneamiento que sí se aplicaron a las edificaciones aisladas situadas en suelo no urbanizable y susceptibles de regularización.

Al extender ahora estas medidas a los asentamientos, en las mismas condiciones y plazos, se busca asegurar la igualdad de derechos de todos los propietarios.

Se introduce un nuevo apartado que faculta a los municipios para autorizar el acceso provisional a los citados servicios en los asentamientos incorporados al proceso urbanístico, siempre que los municipios cuenten ya con el planeamiento de desarrollo aprobado.

El socialista Julio Millán manifestó la satisfacción de su partido por la modificación, que «profundiza» en la línea de acción del Gobierno andaluz para garantizar servicios básicos, «una solución a muchos vecinos», principalmente de Córdoba.

«ElGobierno andaluz ha sabido aplicar respuestas ágiles en todo el territorio», dijo Millán, quien ha agradecido a la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, su «empuje» en este asunto. La popular Aránzazu Martín ha manifestado que con esta modificación de la LOUA, la duodécima desde que se aprobó en 2012, no se solucionan todos los problemas de la ley, ya que se trata de un «parche» que, «con suerte», dará solución a una parte.

Ha reclamado una solución a los problemas de miles de viviendas en otras zonas de Andalucía y ha explicado que el PP aprueba esta modificación «por sentido de la responsabilidad».

La parlamentaria de Podemos Mercedes Barranco ha indicado que son conscientes de que hay cientos de familias que carecen de servicios básicos de agua, electricidad o saneamiento y ha subrayado que se subsana el agravio comparativo del último cambio, perjudicando a las viviendas en proceso de incorporación a la ordenación urbanística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos