Andalucía aprueba una ley para facilitar alquiler social ante desahucios

El consejero de Fomento, Felipe López. :: efe/
El consejero de Fomento, Felipe López. :: efe

La norma sólo cuenta con el respaldo del PSOE y Ciudadanos, mientras PP y Podemos se abstienen e Izquierda Unida vota en contra

SUR SEVILLA.

El pleno del Parlamento aprobó ayer, con los votos favorables del PSOE y Ciudadanos, la ley de derecho de tanteo y retracto en desahucios, que permitirá a la Junta la compra preferente de viviendas afectadas por la dación en pago o por ejecuciones hipotecarias y que facilitará el alquiler social. Para su aplicación, el Ejecutivo andaluz ha dispuesto una partida de 4 millones de euros para este ejercicio.

El PP y Podemos se abstuvieron, mientras que IU ha votado en contra de esta ley, a la que se sólo se han incorporado enmiendas de Ciudadanos.

La citada norma facilitará, mediante un alquiler social, la permanencia en sus hogares de las familias afectadas por desahucios y supondrá un incremento del parque público residencial de la Junta, que se destinará fundamentalmente a personas en situación de vulnerabilidad y con mayores dificultades para acceder a una vivienda.

Por su parte, los ayuntamientos que quieran sumarse a la aplicación de las medidas que contienen la futura ley deberán firmar un convenio con la Consejería de Fomento y Vivienda.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, que cerró el debate final de este proyecto de ley, subrayó que dará soporte a familias que «por padecer situaciones económicas complejas, se ven abocadas a dejar su vivienda», por lo que ha resaltado el «marcado carácter social» de esta norma. «Estamos convencidos de que esta ley será muy útil para aquellos que pasan por ese trance», ha asegurado.

Por su parte, la portavoz del PP, Alicia Martínez, que sostiene que según recoge la propia ley el derecho de tanteo y retracto no se podrá ejercer hasta el año 2020, considera que la ley llega tarde y, además, desde el 2015 podían haber ejercido el derecho de tanteo y retracto pero no lo hicieron ninguna vez», dijo Martínez, que advierte de que con el presupuesto consignado sólo se podrían adquirir unas quince viviendas al año, tras lo que sostuvo que el mejor modelo es la paralización de los desahucios que puso en marcha el Gobierno del PP.

«Esta ley va a favorecer a las entidades bancarias y no va a solucionar los problemas de los andaluces porque deja fuera de la solución a los lanzamientos por impago del alquiler», subrayó la portavoz de Podemos, Carmen Molina.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Hernández, indicó que esta ley no parece la herramienta «más adecuada» y ha dudado de la «utilidad y eficacia» de las medidas que se plantean por el coste que tienen, de forma que «se llegaría a muy pocos casos».

La portavoz de IU, Inmaculada Nieto, ha tildado de «ocurrencia» esta iniciativa, que ha resumido en «tú desahucia, que yo pago», lo que ha considerado una manera de «premiar a los bancos que sacan a familias de sus casas». La portavoz del PSOE, Beatriz Rubiño, destaca que es una norma «de marcado carácter social» que tiene como objetivo mitigar las ejecuciones hipotecarias para proceder al alquiler social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos