Se amplía la diferencia entre el salario medio andaluz y el de la Unión Europea, hasta un 26,2%

Se amplía la diferencia entre el salario medio andaluz y el de la Unión Europea, hasta un 26,2%

El salario medio ordinario bruto en los países de la Unión Europea es de 2.000 euros mensuales, mientras que en Andalucía baja a los 1.476 euros

EUROPA PRESS

El salario medio andaluz se encuentra en 1.476 euros brutos mensuales y con esta cifra se amplía la diferencia con el salario medio de la Unión Europea, hasta un 26,2 por ciento, según la segunda parte del Monitor Anual Adecco sobre salarios.

En concreto, el salario medio ordinario bruto en los 28 países de la Unión Europea es, de media, de 2.000 euros mensuales. Así, la remuneración media andaluza resulta un 26,2 por ciento más baja. En términos absolutos, la diferencia es de 524 euros mensuales (6.288 euros por año).

Un año atrás, la remuneración media europea era de 1.934 euros mensuales (+3,3% interanual). Este incremento, unido a la estabilidad del salario andaluz (apenas se ha incrementado unas centésimas), ha hecho que la brecha entre ambas magnitudes se amplíe en el último año en 2,5 puntos porcentuales, ya que un año atrás el salario andaluz era inferior al europeo en un 23,7 por ciento (459 euros mensuales).

Se trata de una ampliación de la brecha similar a la que ha sufrido el salario medio español respecto del europeo (2,6 puntos) que ha pasado de ser de un 15,4 por ciento a un 18 por ciento (de 298 a 361 euros mensuales).

A pesar de la desventaja en comparación con la remuneración media europea, España se sitúa en una situación intermedia: hay 15 países europeos cuyos salarios medios son inferiores, mientras que los restantes doce países tienen remuneraciones mayores.

Se pueden clasificar los 28 países de la Unión Europea en tres grupos según cuál sea el nivel de su salario medio mensual. En primer lugar, se cuentan diez países con un salario medio inferior a mil euros por mes. Todos ellos son de Europa del Este: Bulgaria (407 euros), Rumanía(563 euros), Lituania (566 euros), Letonia (619 euros), Hungría (686 euros), Polonia (768 euros), Croacia (824 euros), Eslovaquia (845 euros), República Checa (882 euros) y Estonia (942 euros).

Hay otros nueve países con una remuneración media de más de mil euros, pero de menos de 2.500 euros, que conforman el grupo con salarios intermedios. Entre ellos se coloca España, con 1.639 euros . Además de ellas, se integran en este grupo Portugal (1.017 euros), Grecia (1.023 euros), Eslovenia (1.190 euros), Malta (1.265 euros), Chipre (1.291 euros), Italia (2.033 euros), Francia (2.356 euros) y Reino Unido (2.381 euros). Dentro de este grupo también se observan amplias diferencias. Por caso, los salarios medios de Reino Unido y Francia más que duplican los de Portugal y Grecia.

Por último, otro grupo de nueve países disfrutan de remuneraciones medias de más de 2.500 euros por mes. Son los casos de Austria (2.504 euros), Bélgica (2.608 euros), Suecia (2.710 euros), Alemania (2.719 euros), Finlandia (2.724 euros), Holanda (2.729 euros), Irlanda (2.790euros), Luxemburgo (3.228 euros) y Dinamarca (3.807 euros), que ostenta el salario más elevado entre los países comunitarios.

Este grupo es más homogéneo que los dos anteriores. Quitando los casos de Luxemburgo y Dinamarca, las diferencias entre los distintos países no superan el once por ciento. Estos datos indican que dentro de la UE se da el caso de países cuyo salario medio supera en nueve veces la remuneración media de otros socios.

El caso extremo es el que surge de comparar las remuneraciones medias de Dinamarca (3.807 euros/mes) y de Bulgaria (407 euros/mes), que son separadas por una brecha de 3.400 euros mensuales. En un solo mes, un trabajador medio danés cobra lo mismo que un colega búlgaro en más de nueve meses.

Respecto a los 19 países que utilizan el euro como moneda, las diferencias son un poco menos marcadas, pero aun así resultan muy amplias. El salario medio de Luxemburgo (3.228 euros), el mayor dentro de la Eurozona, es casi seis veces más grande que el de Lituania (566 euros), que es el más bajo del área.

Centrándonos en el caso andaluz, su situación relativa es de clara ventaja en comparación con los países del Este de Europa, pero resulta desfavorable respecto de los países más avanzados de la UE.

Por ejemplo, la brecha salarial entre Andalucía y Alemania alcanza a 1.243 euros mensuales (14.916 euros anuales), lo que implica que la remuneración andaluza resulta un 45,7 por ciento más baja que la germana. Esta diferencia significa, por ejemplo, que un asalariado medio andaluz necesita trabajar 22 meses para tener un ingreso similar al que tiene un asalariado medio alemán en un año.

En cambio, la comparación es un poco más favorable respecto de Francia, aunque aun así la diferencia entre ambas remuneraciones alcanza a 880 euros por mes (10.560 euros anuales). Esto significa que el salario medio andaluz es un 37,3 por ciento inferior al francés. Esta brecha se ha ampliado el último año en 106 euros mensuales, al haber crecido mucho más la remuneración francesa que la andaluza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos