Almería quiere convertir su monumento a la ballena en memorial de Gabriel

Plaza de Almería convertida en lugar de homenaje al niño Gabriel. :: e.p./
Plaza de Almería convertida en lugar de homenaje al niño Gabriel. :: e.p.

FRAN GAVILÁN ALMERÍA.

La familia del pequeño Gabriel Cruz, el niño de tan sólo ocho años asesinado por la pareja de su padre, Ana Julia Quezada, vería con buenos ojos que La Ballena, la escultura con forma de este cetáceo que está situado en la desembocadura de la Rambla de Almería y que se ha convertido en un altar improvisado en memoria del menor, sea el lugar escogido en la capital almeriense para rendirle homenaje al pequeño Gabriel.

«Nos hace ilusión que Gabriel tenga un símbolo en Almería, porque le gustaban muchos los peces y el mar. Creo que este sería un sitio formidable para rendirle homenaje». Así lo indicó ayer Rocío Muñoz, una de las portavoces de la familia de Gabriel, quien añadió que, no obstante, la decisión final la tendrán Patricia Ramírez y Ángel Cruz, padres del niño en conversaciones con el alcalde almeriense.

Muñoz, que acudió a la concentración de apoyo a la prisión permanente revisable celebrada en Almería para mostrar «a título personal» su posición en contra de la derogación, aseguró que la familia sigue «destrozada» por lo ocurrido y con falta de «despertar» del shock que ha supuesto la muerte del pequeño.

«Tenemos que despertar porque todavía no hemos despertado del shock, de la gente, de todo el mundo», reconoció, al tiempo que aseguró que «con ayuda de los mejores seguramente salgamos adelante. Todo sea por el pequeño, que aunque no esté aquí, lo tenemos presente».

La portavoz se refirió a las muestras de cariño recibidas por la familia. «Nos están llegando cartas de Reino Unido, de Argentina, de millones de sitios, cada día recibimos por lo menos 80», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos