Alfonso Dastis cita a los alcaldes de Campo de Gibraltar para tranquilizarles sobre el 'Brexit'

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, durante la entrevista concedida a Efe. /EFE/Chema Moya
El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, durante la entrevista concedida a Efe. / EFE/Chema Moya

«El Reino Unido debe aclarar qué es lo que quiere, todavía percibimos algunas incógnitas», dice el ministro de Asuntos Exteriores

EFE MADRID.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha citado a los alcaldes del Campo de Gibraltar para el próximo miércoles día 20 para «tranquilizar a todo el mundo» y explicarles los efectos del primer «acuerdo de divorcio» entre la Unión Europea y el Reino Unidos y cómo afectará a la zona.

«Es un primer paso de explicación. Vamos a darles las seguridades de que vamos a trabajar para mejorar la situación allí, y en ningún caso para empeorarla», ha planteado Dastis sobre el acuerdo recién ratificado por el Consejo Europeo y que abre el camino para la segunda parte de la negociación y el periodo de transición hasta la total salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En una entrevista con Efe, el ministro ha explicado que el próximo mes de enero se reunirán la Administración General del Estado y la Junta de Andalucía para analizar cómo «mejorar la situación económica y social en la zona del Campo de Gibraltar».

«Son dos procesos paralelos, pero ahora lo que toca es informarles de cómo va la negociación, y eso lo vamos a hacer la semana que viene», ha dicho.

Esta primera etapa del Brexit está centrada en garantizar los derechos de los ciudadanos, determinar la «factura» que debe saldar el Reino Unido y determinar cómo será la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda. Preguntado por las esperanzas de los gibraltareños de que en el peñón se establezca también una «frontera blanda» como en Irlanda, Dastis ha explicado que le parece «muy bien que se llenen de esperanzas», pero que la situación entre Gibraltar y «el resto de España no es exactamente igual que la de Irlanda del Norte y el resto de Irlanda».

«Vamos a discutir con los británicos sobre este tema pronto y lo que aspiramos es a que, como países sensatos, podamos llegar a un acuerdo que beneficie a los ciudadanos, sin, naturalmente, perjudicar nuestra reivindicación, que la vamos a mantener», ha subrayado.

Para Dastis, el objetivo es dar con una solución que «sea beneficiosa para todos, para los españoles que trabajen en Gibraltar y para todos los ciudadanos, que puedan proseguir su actividad y su vida satisfactoriamente».

Preguntado por los derechos de los españoles que viven en el Reino Unido y los británicos que residen en España, Dastis ha asegurado que también en este caso el interés de Gobierno es que «su vida diaria se vea afectada lo menos posible y, si es posible, nada por el Brexit».

El ministro explicó que se ha reunido con ellos recientemente y le han reconocido que el acuerdo «está en la buena dirección», aunque «tienen miedo de que en el proceso de negociación del periodo transitorio, en un futuro, (las partes) podría volverse atrás en algunas de las cosas acordadas».

Datis aseguró que el Gobierno va a «velar por que no sea así», ya que los ciudadanos tienen que ser el «eje fundamental» del acuerdo y, por lo tanto, el Gobierno hará «lo posible para que su situación se vea afectada lo más mínimamente posible».

Preguntado por la decisión del Parlamento británico de reservarse el derecho a someter a votación el acuerdo final de Brexit, Dastis reconoció que «en realidad lo que el Parlamento podría hacer es tumbar el proyecto de acuerdo», lo que introduce cierto grado de incertidumbre.

No obstante, consideró: «con perdón para el gobierno británico, me parece lógico que el Parlamento haya querido autorizar el acuerdo previamente y que haya querido dejar eso no a unas expectativas y a unas promesas del gobierno sino sobre la base de una decisión del parlamento».

Pero antes de llegar a ese punto, y una vez alcanzado el primer «acuerdo de divorcio», la UE y el Reino Unido deben «empezar a hablar de ese régimen transitorio y, a continuación, de la relación futura».

Ahora, «lo que necesitamos es que, una vez más, el Reino Unido- con el que siempre hemos dicho que queremos mantener la relación más estrecha posible-, aclare qué es lo que quiere, que todavía percibimos algunas incógnitas», apuntó Dastis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos