El alcalde de Pedrera, sobre los conflictos con los rumanos: «Me gustaría ver a gente fusilada»

Antonio Nogales (izquierda), alcalde del municipio. /
Antonio Nogales (izquierda), alcalde del municipio.

El PSOE y el PP ya han exigido su «dimisión inmediata» por sus polémicas declaraciones

EFE

La polémica está servida. Hace unos días, el alcalde de Pedrera (Sevilla) y diputado provincial de IU, Antonio Nogales, espeta en un vídeo ante un grupo de personas que protestan hasta en tres ocasiones que a él le gustaría "ver gente fusilada", tras decir a los vecinos reunidos que "al que se salta la ley, se le aplica la ley y los jueces". La reunión del primer edil con los vecinos se producía después de unos sucesos que se han saldado con siete personas detenidas, tres de ellas rumanos y cuatro españoles, tras un accidente de tráfico el pasado sábado que desencadenó en una pelea, y a su vez la represalia de grupos no identificados contra los vecinos del pueblo originarios de Rumanía.

Ante estas declaraciones, la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha exigido la "dimisión inmediata" del alcalde. "No puede seguir ni un minuto más en el cargo tras sus declaraciones irresponsables e incendiarias", porque, "que le diga a sus vecinos que le gustaría ver a gente fusilada es totalmente inadmisible", ha señalado la socialista.

"No se pueden tolerar unas afirmaciones tan radicales de un representante público que, en un momento tan delicado como el que vive estos días el pueblo de Pedrera, debería trabajar para rebajar la tensión y no echar más leña al fuego", ha dicho.

Por último, ha entendido que las palabras del alcalde "empeoran el clima de convivencia en el municipio, y Antonio Nogales tiene que dimitir", y ha pedido asimismo a Izquierda Unida "que reaccione y deje claro que condena y reprueba las palabras del alcalde de Pedrera, que incitan al odio y a la violencia".

Asimismo, el PP también ha exigido la dimisión y ha comparado sus palabras con otras del presidente del Parlamento, el socialista Juan Pablo Durán, en 2013. La secretaria general del PP-A, Dolores López, ha lamentado que estas palabras "son más comunes de lo que desgraciadamente deberían serlo", ya que ha recordado que el actual presidente de la Cámara autonómica "dijo que lo único que hacía la derecha o que quería hacer la derecha era fusilar y a ser posible en las cunetas".

Tras conocerse estas declaraciones, Antonio Nogales ha recalcado sobre el conflicto con los rumanos del pueblo: "no se me puede acusar de proteger a los rumanos y, a la vez, de querer fusilarlos". También ha censurado que Verónica Pérez le acuse "aprovechando un corte de una grabación en una asamblea ante una multitud enfurecida dirigida por sus compañeros del PSOE local, de querer ver a gente fusilada", algo que ha considerado "irónico" porque el PSOE de Pedrera le "acusa de proteger a los rumanos, de darles dinero, de darle trabajo, de permitirles todo, de pagarles el agua y la luz, y Verónica Pérez de querer fusilarlos".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos