Alaya duda de la imparcialidad del TSJA en el 'caso ERE'

Alaya, en Valencia. :: efe/
Alaya, en Valencia. :: efe

La primera jueza instructora comete un desliz al dar por hecho que el alto tribunal andaluz resolverá si hay recurso, pero en este juicio será el Supremo

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

La primera instructora del 'caso ERE', Mercedes Alaya, ha irrumpido con una nueva polémica en el juicio que se celebra en la Audiencia de Sevilla de la pieza política sobre esta macrocausa. En una conferencia en Valencia la tarde del jueves, la primera jueza instructora de esta causa puso en duda la imparcialidad de la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al afirmar que alberga «una incertidumbre fea» sobre la sentencia que pueda dictar si es recurrida la resolución de la Audiencia de Sevilla. El TSJA rectificó ayer lo que considera un desliz de la jueza, ya que en este juicio será el Tribunal Supremo y no el alto tribunal andaluz el que resuelva un posible recurso.

«Como instructora del caso, mis sensaciones son buenas, lógicamente. Luego, la sentencia que se dicte pasará a la Sala de lo Civil y Penal del TSJA, teniendo en cuenta que un tercio de sus miembros ha sido elegido por el Parlamento autonómico y el presidente del Tribunal, al que tengo todos mis respetos, también es un cargo discrecional», dijo, según informa Efe, a preguntas de los asistentes a unas jornadas sobre independencia judicial al ser preguntada por el juicio de los ERE. «Esa apariencia, aunque sean los mejores profesionales del mundo, es lo que nos quita el sueño a muchos, nos genera una sensación de incertidumbre fea que no querríamos tener», añadió en la Ciudad de la Justicia de Valencia. Las declaraciones de Alaya tienen su origen en su ya conocidas críticas a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 2015, llevada a cabo por el Gobierno de Rajoy. Esta ley establece que los recursos a las sentencias de las Audiencias provinciales sean vistos por los tribunales autonómicos en lugar del Supremo. Si bien la ley afecta a las causas con instrucción posterior a diciembre de 2015, cuando entró en vigor.

Alaya comenzó a instruir la macrocausa de los ERE en enero de 2011, pero si se quiere referir solo a la pieza política que ahora se enjuicia, la instrucción de esta arranca en noviembre de 2015. La jueza ha cometido un gran desliz por un mes, sugieren fuentes del TSJA.

La magistrada critica que los parlamentos intervengan en la elección de los órganos de jueces. En el caso de la sala penal del TSJA, uno de sus tres miembros, fue propuesto por el Parlamento en 2001 con el respaldo de todos los grupos políticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos