Airbus salva el programa de su superjumbo y la industria aeronáutica andaluza respira

Un Airbus A380 de Emirates Airline, en el aeropuerto de Niza. /Eric Gaillard/Reuters
Un Airbus A380 de Emirates Airline, en el aeropuerto de Niza. / Eric Gaillard/Reuters

La compra por Emirates Airline de 36 aparatos A380 por 13.060 millones de euros beneficiará a las plantas de Puerto Real y Sevilla

SUR SEVILLA.

La aerolínea emiratí Emirates anunció ayer un acuerdo de compra de 36 aparatos Airbus A380 por 13.095,2 millones de euros, del que estaba pendiente el futuro de la fabricación de este avión de gran tamaño, parte de cuyos componentes se producen en Andalucía. Las vicisitudes sobre el futuro de este avión habían levantado inquietud en los últimos meses en la región, ya que los componentes que se fabrican en plantas de Airbus de Cádiz y de Sevilla llegaron a generar en momentos de máxima producción hasta un 8% de la facturación de todo el sector aeronáutico andaluz, según datos de la Fundación Hélice recogidos por Efe.

El impacto directo del A380 en el sector aeronáutico andaluz ronda los 200 millones de euros anuales. La principal pieza de este avión que se produce en Andalucía es la denominada 'belly fairing' (panza del avión), que fabrica la empresa Alestis. Las plantas andaluzas de Airbus de Puerto Real (Cádiz) y de Tablada (Sevilla) también se producen las carcasas de los motores del A380. El acuerdo anunciado en Dubái consta de 20 pedidos en firme y 16 órdenes de compra y comenzarán a ser entregados en 2020, según la compañía. Con estos nuevos pedidos, la flota de A380 de Emirates ascenderá a 178 aparatos, lo que supone un desembolso total de 49.072,7 millones de euros.

El vicepresidente y primer ministro de Emiratos, Mohamed bin Rashid al Maktum, afirmó en un comunicado que este acuerdo refleja el «compromiso» de la aerolínea en «avanzar» en los planes de Dubái de asentarse como «un destino de clase mundial» y un centro de conexión aérea.

El lunes el jefe comercial de Airbus, John Leahy, afirmó que si no se cerraba el acuerdo con Emirates el fabricante europeo tendría que poner fin al programa del A380. Emirates es el primer cliente de esa aeronave gigante, puesto que, incluyendo el nuevo pedido, ha comprado 179 de los 353 que ha vendido el fabricante europeo. Airbus no vendió ninguna unidad del A380 el pasado año y tiene 95 aparatos pendientes de entrega, doce de los cuales saldrán este año de su planta de ensamblaje en Toulouse (Francia). El programa del A380, que puede transportar más de 500 pasajeros en su configuración estándar, fue lanzado en 2000 y realizó su primer vuelo de prueba en 2005. El anuncio se produce pocos días después de que la compañía indicara que se planteaba dejar de fabricar el superjumbo, ante la falta de pedidos.

No es el único gran contrato del fabricante europeo que este año beneficia a la industria andaluza. En noviembre se conocía la firma del considerado mayor contrato de la historia del consorcio, la venta de 430 aviones de la familia A320neo y A321neo por valor de unos 42.000 millones de euros a la compañía estadounidense Indigo Partners. El contrato, que daba a Airbus la ventaja definitiva sobre su gran competidor, la estadounidense Boeing, beneficia sobre todo a las plantas de la compañía en Puerto Real y Puerto de Santa María ( Cádiz), que fabrican diversos componentes. Los aparatos serán distribuidos entre 4 aerolíneas de bajo coste: la estadounidense Frontier Airlines, la chilena JetSMART, la mexicana Volaris y la húngara Wizz Air, todas ellas de la cartera de Indigo Partners.

«Una magnífica noticia»

El consejero de Economía indicó que «es una magnífica noticia para Airbus y, por lo tanto, para su fábrica de Andalucía» y precisó que, aunque aquí se fabrica una pequeña parte de este modelo, la decisión de abandonar una línea de producción «siempre tiene impacto» en el conjunto de una empresa. «Con esta noticia se aclaran algunas dificultades que aparecían en el futuro de la compañía y esperamos que una empresa fortalecida permita también dar nuevos impulsos a su polo en Andalucía», concluyó.

Entre los sindicatos reina la satisfacción pero con prevenciones, puesto que a pesar de que las factorías tienen carga de trabajo, las plantillas siguen sometidas a un expediente de regulación temporal de empleo desde marzo, que afecta a 68 trabajadores en las plantas del consorcio europeo en Andalucía y 139 a nivel nacional.

Las buenas noticias del sector, una industria que en Andalucía emplea a 14.500 trabajadores de manera directa y 45.000 indirecta, suponen que éste remonte así las perspectivas con que comenzó el año, después de que a finales de 2017 el presidente del consorcio para España, Fernando Alonso, anunciara en Sevilla recortes en los programas del A400M y del A380, con su correspondiente traslación a la disminución de empleo.

En los últimos diez años la industria aeronáutica andaluza ha triplicado su facturación, hasta alcanzar los 2.500 millones de euros, y ha duplicado sus plantillas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos