Airbus anuncia recortes en el A400M y el A·380 que afectarán al empleo

El presidente de la compañía promete compensar con otros programas y pide ajustes en la industria auxiliar

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

Viene un ciclo bajo para la industria aeronáutica andaluza, uno de los puntales de la economía regional y de la exportación. El tractor de la misma, Airbus, va a «reducir la cadencia» de producción de sus dos principales programas y reconoce que tendrá impacto en el empleo. El sector da trabajo, directo e indirecto, a 45.000 andaluces,y una potente industria depende del consorcio europeo, que factura en España unos 5.300 millones de euros al año.Entre los sindicatos hay gran preocupación, mientras que la Junta de Andalucía confía en que la empresa adoptará medidas paliativas.

El presidente de Airbus España, Fernando Alonso, confirmó los ajustes en los programas A380 y A400M, durante una conferencia en Sevilla que fue presentada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Las factorías más afectadas por este ajuste serán las de Tablada, en Sevilla, y Puerto Real, en Cádiz. El impacto no se conoce aún y Airbus ha indicado que estudia la manera de amortiguarlo, trasladando carga de trabajo de otros programas.

Fuentes sindicales prevén un ajuste vía no renovación de contratos e incluso ERE. Estos medios creen que la medida encubre la implantación de un nuevo modelo industrial que la compañía intenta aplicar desde hace tiempo.

En este sentido, Fernando Alonso presentó el recorte de los programas estrella de la compañía como una «oportunidad» para «consolidar» la industria auxiliar de Airbus en España, porque explicó que se trata de un proceso pendiente aquí, pero que ya se ha realizado en Alemania y Francia.

En su desayuno informativo de ayer, Alonso explicó que las previsiones de venta no se cumplen en ninguno de los dos modelos. Hace cuatro o cinco años que no venden ninguna unidad del A380 , el avión comercial más grande del mundo, que «no convence a las aerolíneas», mientras que del avión militar A400M, se mostró convencido de que se va a vender «aunque costará arrancar» y dijo que ahora se intensificará la acción comercial, tras resolver los problemas técnicos y de motores. Ya tienen dos ofertas en firme, dijo, y los clientes están satisfechos.

En cartera, la compañía tiene en la actualidad la venta de 55 unidades del avión C295 a la India, aún pendiente de cerrar, aunque Alonso se mostró confiado en lograrlo, y a Canadá.

Fotos

Vídeos