El PP agita el 'caso ERE' en Andalucía para contrarrestar la moción a Rajoy por la 'Gürtel'

La popular Ana Mestre, en una imagen de archivo. /
La popular Ana Mestre, en una imagen de archivo.

La diputada Ana Mestre insinúa una moción de censura a Susana Díaz por las declaraciones de un enjuiciado de la pieza política

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El 'caso ERE' ha vuelto a la agenda política del PP andaluz como contrapeso a la sentencia del 'caso Gürtel', pero sobre todo por la moción de censura de Pedro Sánchez para desalojar del Gobierno a Mariano Rajoy. El presidente ya aludió a los ERE en su intervención del viernes para espetar sobre Sánchez que no tiene «autoridad moral» para presentar la moción por este caso de corrupción en Andalucía. La vicesecretaria de Bienestar Social del PP andaluz y diputada autonómica, Ana Mestre, deslizó ayer que su partido podría presentar una moción de censura contra Susana Díaz al insistir en comparar Gürtel y ERE.

El primer juicio de la macrocausa de los ERE se está celebrando en la actualidad en la Audiencia Provincial de Sevilla y ante el tribunal comparecen como acusados los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán junto a otros 20 excargos de sus gobiernos por el uso de un procedimiento administrativo supuestamente ilegal para conceder prejubilaciones y ayudas directas a empresas entre 2001 y 2011. El juicio, en el que las acusaciones piden cárcel para Griñán e inhabilitación para Chaves, está previsto que acabe en noviembre y la sentencia podría conocerse a partir de entonces.

El PP siempre ha situado en paralelo al 'caso ERE' con las tramas Gürtel y Bárcenas. Mestre deslizó lo de la moción de censura a Susana Díaz en relación con unas declaraciones de uno de los encausados, Javier Guerrero, en una entrevista a Efe este fin de semana, en la que parece querer replicar a algunos de otros causados que han declarado después que él y sitúan en su departamento las posibles ilegalidades.

Guerrero, que declaró de los primeros en febrero, dijo que el sistema supuestamente ilegal no lo diseñó él, sino la Junta de Andalucía, sin aclarar más. También reiteró lo dicho ante la Guardia Civil de que se destruyeron documentos tras su marcha en 2008. «El señor Guerrero, quizá, lo que está es pidiendo una moción de censura contra la señora Díaz», dijo Mestre, sin tampoco aclarar más, ya que Díaz no estuvo en el Gobierno de la Junta en la etapa sobre la que se juzgan los hechos. El PPintentó que se le citara como testigo, pero el tribunal rechazó esa petición tildándola de política.

Las declaraciones de Mestre coincidieron con un rifirrafe en el juicio casi a la misma hora, cuando Luis García, abogado del PP, acusación popular, preguntó al exconsejero de Empleo Manuel Recio, citado como testigo, si el letrado de Griñán le había instruido sobre lo que tenía que declarar. El abogado aludido, José María Mohedano, protestó ante el tribunal por esta insinuación dudando de su «probidad».

La secuencia no saldría de la anécdota sino fuera por la nueva tensión política en torno al 'caso de los ERE' en el panorama nacional. Mestre dejó caer una advertencia al Gobierno de Díaz ante una sentencia que el PP cree que debe ser condenatoria contra los expresidentes. Ya este pasado sábado lo sugirió el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, en su cuenta de Twitter: «Cuántas mociones de censura se podrían haber registrado en Andalucía por tantos casos de corrupción», mencionando los del 'caso ERE'. La moción no deja de ser un brindis al sol, no porque Moreno no cuente con apoyos parlamentarios en Andalucía para que prosperase, sino porque faltan pocos meses para unas elecciones autonómicas.

La secretaria general del PP, Loles López, también recordaba el viernes el 'caso de los ERE', «que tiene a 20 años de gobierno socialista en el banquillo». Otros dirigentes, como el vicesecretario de Organización del PP-A, Toni Martín, participaba ayer en la campaña del PP a nivel nacional contra la moción de censura (con el hashtag 'UnaMocionContraEspaña') en su cuenta de Twitter con una mención a las 150 causas «de corrupción del socialismo que gobierna Andalucía con el apoyo de Ciudadanos». Se refiere a las piezas separadas del 'caso ERE' por cada una de las ayudas concedidas en las que el PP se ha personado como acusación.

Noticia relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos