La Agencia Tributaria interviene en Cádiz el mayor alijo de tabaco de su historia

Los 3,2 millones de cajetillas estaban ocultas en contenedores a bordo de un remolcador y un carguero que iban a Huelva

CECILIA CUERDO SEVILLA

La Delegación del Gobierno en Andalucía la califica de «la mayor operación contra el e contrabando de tabaco» realizada en la historia de Vigilancia Aduanera, y es que 3,2 millones de cajetillas no es algo que se capture todos los días. La aprehensión realizada en aguas cercanas a la bahía de Cádiz representa, según la Agencia Tributaria, entre una cuarta parte y un tercio del total de tabaco manufacturado que se interviene en un año en toda España.

La operación Escudo se realizó la madrugada del pasado miércoles, aunque comenzó a finales de junio, cuando en aguas internacionales al norte de Túnez se avistaron tres embarcaciones realizando transbordo de tabaco a un carguero, el 'Falkvac', sin tripulación y sin las condiciones para efectuar una travesía por sí solo, por lo que estaba siendo dirigido por un remolcador. Un procedimiento completamente anómalo para una operación legal que despertó las sospechas de los investigadores del Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria. La embarcación pertenecía a una organización criminal internacional dedicada al tráfico de cigarrillos.

Tras el seguimiento por el Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar, un patrullero de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria interceptó al remolcador y el carguero el pasado día 5 cuando se dirigían, supuestamente, a un astillero de la costa de Huelva.

Los agentes comprobaron que el carguero, donde se ubicaban seis contenedores con las cajetillas -que tendrían un valor en el mercado cercano a los 12 millones de euros-, carecía de motor, y se utilizaba únicamente como equipamiento flotante con la excusa de que estaba siendo remolcado, con lo que la organización trataba de eludir responsabilidades y penas. A bordo del remolcador viajaban tres italianos, dos croatas y un rumano que han sido detenidos y puestos a disposición de un juzgado de instrucción de Cádiz.

Fotos

Vídeos