El SAT advierte de represalias contra temporeras que denunciaron sus «malas» condiciones de trabajo

Según el sindicato, varios autobuses llegaron ayer al lugar de trabajo con intención de «llevarse a 400 temporeras a su país de origen»

E. P. HUELVA.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) interpuso ayer una denuncia en la que advierte de que las temporeras que trabajan en la campaña de la fresa en Almonte (Huelva) habrían sufrido represalias por haber denunciado previamente las «malas condiciones laborales». Concretamente, el sindicato alertó de que unas 400 mujeres han sido presuntamente «retenidas» al objeto de «enviarlas a su país de origen días antes de la fecha prevista».

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del SAT, Óscar Reina, explicó que los hechos se iniciaron el pasado viernes cuando «en torno a 100 temporeras marroquíes de Almonte dieron el paso e interpusieron denuncias por su situación laboral».

Estas mujeres, entre otras cuestiones, señalaron que las condiciones de trabajo que firmaron en Marruecos son diferentes a las que finalmente se han encontrado en España. Así, en algunos casos concretos, han denunciado que aún no han cobrado nada del sueldo, que tienen que dormir «en contenedores» o en alojamientos «sin aire acondicionado o con goteras cuando llueve».

Ante este escenario, Reina explicó que las denuncias interpuestas por estas trabajadoras «pusieron nerviosos a los patronos» y que, de hecho, una de las denunciantes abandonó ese mismo día su puesto de trabajo «porque no se sentía segura trabajando allí».

El motivo que ha llevado al SAT a presentar su denuncia en el Juzgado de Instrucción número 3 de Huelva fue que a primera hora de ayer varios autobuses llegaron al lugar de trabajo con intención de «llevarse a 400 temporeras a su país de origen, pese a que su vuelta estaba programada para mañana martes 5 de junio».

En este sentido, Reina subrayó que mientras que algunas de las trabajadoras «se fueron de forma forzada en los autobuses, otras tantas se escaparon de la zona» para evitar el traslado.

Así las cosas, el secretario general del SAT criticó que «se está vulnerando el derecho de estas personas», pues entiende que se está produciendo un «presunto delito de secuestro» del que responsabiliza a gente «más allá de la propia empresa».

Con todo, Reina explicó que el sindicato va a trasladar lo ocurrido con estas trabajadoras tanto al Defensor del Pueblo Andaluz como al Gobierno andaluz y a los partidos políticos porque «no se puede permitir que quiten de en medio, y antes de tiempo, a las trabajadoras vulnerando sus derechos», apostilló.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos