Vía abierta para la financiación de pymes y autónomos

Garántia, que cuenta con un equipo técnico de 70 personas, celebra su primer consejo de administración./SUR
Garántia, que cuenta con un equipo técnico de 70 personas, celebra su primer consejo de administración. / SUR

La sociedad de garantías recíprocas Garántia cumple su compromiso y comienza a funcionar tras la fusión de Avalunión y Suraval La entidad financiera de gestión de avales nace con el objetivo de convertirse en una herramienta para el pequeño empresario

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

«Dijimos que lo haríamos antes de fin de año y hemos cumplido», afirma Javier González de Lara, presidente de Garántia, la sociedad de garantías recíprocas andaluza resultante de la fusión de Suraval y Avalunión, que acaba de celebrar su primer consejo de administración. Se trata de una noticia de relevancia para la economía andaluza, en especial para pymes y autónomos, que tendrán en esta sociedad una vía alternativa de financiación solvente.

González de Lara, presidente a su vez de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) destaca que la operación de fusión, que ha durado cinco años, ha dado en una entidad de mayor tamaño y capacidad, con la que culmina «una historia de éxito», como ha sido acoplar las dos entidades, una con sede en Sevilla y otra en Granada, para crear una nueva que mantiene la sede social en la capital del Darro y la operativa en la hispalense, con un 38% de su capital social aportado por la Junta de Andalucía. La Consejería de Hacienda se ha implicado a fondo en la operación y se prepara una gran presentación oficial, con presencia de la presidenta de la Junta, para dar realce al nacimiento de un instrumento en el que se tienen puestas grandes esperanzas, como una «cuestión de Estado».

Su importancia, explica González de Lara, reside en «la creación de una entidad financiera de gestión de avales para pymes, micropymes y autónomos en una sola herramienta que ofrece una financiación alternativa» a la que estas empresas, el 90% del tejido andaluz, tienen difícil acceso. Llega además a donde nadie lo hace. El grueso de sus socios proceden de zonas rurales, municipios del interior, polígonos o parques empresariales.

La entidad resultante va a disponer para operaciones cien millones de euros en avales cada año. Su coeficiente de solvencia es del 14,40%, mientras el Banco de España exige el 8%. Se han concedido 1.750 operaciones, con un riesgo vivo de más de 369 millones, 7.700 operaciones vivas, una inversión vinculada de 705 millones y más de 15.000 socios.

Garántia se convierte así en la segunda sociedad de España en número de socios y la tercera por operaciones. «Como presidente de la sociedad, pero también de CEA, es para mí un orgullo poder ayudar financieramente a las empresas y poder hacerlo desde una entidad auditada por el Banco de España», señala González de Lara.

El sistema es sencillo y se ha revelado de múltiple utilidad. El pequeño empresario o autónomo va con su proyecto a Garántia, que le estudia su idea y se dirige a la entidad bancaria para avalar el préstamo que se solicite. De este modo, el banco se encuentra con la tarea hecha en cuanto a análisis de riesgos y con la garantía de que responderá, en caso necesario, la sociedad de garantías recíprocas. Agiliza los procesos, porque muchas entidades bancarias no tienen capacidad para hacerlo de manera rápida, y facilita el flujo de financiación hacia las iniciativas empresariales.

Garántia, destaca su presidente, cuenta con un potente equipo técnico, de 70 personas, para llevar a cabo estas tareas. Tendrá oficinas en las ocho provincias, además de los servicios centrales en Sevilla y Granada, y generará unos 29.200 empleos indirectos en la comunidad.

Además de la presidencia, a cargo de Javier González de Lara, hasta ahora presidente de Avalunión y la vicepresidencia Francisco Herrero, que ha venido ocupando el cargo de presidente de Suraval, el nuevo comité de dirección lo integrará una dirección general a cargo de José María Vera y una dirección general adjunta al frente de la que estará Antonio Vega, hasta ahora ambos directores generales de Suraval y Avalunión, respectivamente.

Nuevos órganos de gobierno

El consejo de administración está constituido por relevantes personalidades y profesionales de la economía y el sector financiero andaluz.

Los socios protectores serán los principales accionistas, y además de la Junta de Andalucía, el socio más destacado con una participación del 38%, toman parte las entidades financieras Caja Rural del Sur, Bankia, Unicaja, BMN con un 18%, y otros accionistas un 4%. Además, las empresas asociadas a la SGR, más de 15.000, mantendrán la mayor representación en el capital de la nueva sociedad con un 40%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos