Diario Sur

El PSOE-A encaja la presencia de Celis y Carmen Calvo en la nueva dirección

  • Juan Cornejo insiste en que «apoyaremos la propuesta» de Pedro Sánchez pero espera tener la representación «que nos corresponde» en los órganos del partido

La propuesta del nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de incluir en su ejecutiva federal a dos dirigentes críticos con Susana Díaz no inquieta al partido en Andalucía, que insiste en que apoyará «cualquier propuesta» que haga su nuevo jefe de filas, en el congreso que se desarrollará este fin de semana en Madrid. Pero a la vez el PSOE andaluz mantiene que espera obtener la representación en los diversos órganos internos, en especial el comité director y el comité federal, de acuerdo con la representación que les corresponde.

La propuesta de Sánchez coloca a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis como nuevo secretario federal del Política Institucional y Administraciones Públicas del PSOE, ‘número 3’ del partido, y de Carmen Calvo como responsable de Igualdad. Al respecto, el secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, dijo ayer que «corresponde al secretario general y vamos a apoyar la propuesta de equipo que él considere adecuado para afrontar los retos de los próximos años en la dirección del partido».

Cornejo repitió que los socialistas andaluces apoyarán «cualquier propuesta que haga el secretario general en la conformación de su equipo», insistiendo en que lo hacen «como hemos manifestado desde el minuto uno», pero sí subrayó que si bien los órganos de dirección son ejecutivos, y el secretario general se rodea de su equipo de confianza, otra cosa « bien distinta» son los órganos de representación, como el comité federal, donde el PSOE-A espera tener «la representación que le corresponde» en función de lo que los militantes representan dentro del partido, ya que Andalucía es la federación más numerosa de España.

En medios socialistas andaluces se valoró también de manera favorable la candidatura de Cristina Narbona como presidenta del partido. Fuentes independientes interpretaron que para Susana Díaz hubiera sido más difícil que el cargo recayera en otras candidatas, como Carmen Hermosín y Carmen Calvo, ambas andaluzas, que hicieron campaña en su contra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate