Diario Sur

Susana Díaz vaticina buenos datos de empleo para terminar el año con 3 millones de ocupados

Juanma Moreno se acerca a Susana Díaz para darle el pésame por la muerte de Carme Chacón. :: julio muñoz. efe.
Juanma Moreno se acerca a Susana Díaz para darle el pésame por la muerte de Carme Chacón. :: julio muñoz. efe.
  • La presidenta reta a Moreno a aclarar si intentó pactar con Podemos tras las elecciones andaluzas

Susana Díaz se agarró ayer a los últimos datos halagüeños sobre la economía andaluza para lanzar en la sesión de control de la oposición el anuncio de que el empleo crecerá en esta comunidad un 2,2% en 2017 para cerrar este año con tres millones de ocupados (ahora hay 2.891.764) y recuperar así el 58% de los puestos de trabajo perdidos durante la crisis.

La presidenta auguró, en la respuesta al coordinador de IU, Antonio Maíllo, buenos datos sobre empleo en Andalucía no solo para este mes de abril (con una Semana Santa al completo en el sector turístico), sino también para los próximos meses. Pese a ello, Díaz coincidió con el dirigente de Izquierda Unida en que no se puede «caer en triunfalismos» porque en Andalucía siguen estando en el paro casi 900.000 personas. Por ello está de acuerdo con Maíllo en reclamar al Gobierno del PP un plan de empleo especial que palie los efectos de «una reforma laboral infame» y también un PROFEA (programa de fomento de empleo agrario) extra para los trabajadores del campo en paro.

Los datos de empleo fue el único anuncio que hizo Díaz en su segundo rifirrafe con la oposición tras confirmar su candidatura a la secretaría general del PSOE. Una sesión en la que volvieron a oírse alusiones a esta circunstancia que marca por completo la política regional. Alusiones que Díaz intentó zanjar desde el primero de los debates con Maíllo. Este terminó su intervención con un requiebro a modo de bolero sobre la intención de Díaz de gobernar la Junta y ser secretaria general del PSOE: «Cómo es posible querer dirigir el PSOE a nivel nacional y gobernar la comunidad más poblada y no estar loco». «Sobre las cuestiones internas de mi partido hablaré dentro de mi partido», le replicó la presidenta.

Aún así no logró zafarse de las puyas de los dirigentes de la oposición por su carrera a Ferraz, lo que lamentó luego en un mitin en La Rinconada (Sevilla), cuando criticó que los demás partidos quieran interferir en el PSOE e intenten que en el Parlamento responda como candidata del PSOE y no como presidenta. Así fue. Teresa Rodríguez (Podemos) le retó a presentar una moción de censura a Rajoy si gana las primarias y Juan Marín (Ciudadanos) le pidió que su partido votara en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado. «No me pida a mí que apoye unos presupuestos que maltratan, atropellan y castigan a Andalucía y que ni siquiera el presidente del PP andaluz ha tenido el valor de salir a defenderlos cuando fueron puestos sobre la mesa», le respondió a Marín.

Con Teresa Rodríguez el rifirrafe fue más agrio. Ambas se reprocharon haber dejado gobernar a Rajoy. La portavoz de Podemos acusó a Díaz de ser una «traidora» del PSOE y la presidenta reprochó a Rodríguez que su partido actuara como «el tonto útil de la derecha».

Tanta alusión a las políticas de Rajoy hizo que, llegado su turno, Juanma Moreno le recriminara a Susana Díaz que usara el Parlamento «como segunda cámara de las Cortes Generales» para hacer oposición al Gobierno. «Tiempo tendrá, si le salen bien las cosas, de debatir y confrontar con el señor Rajoy, como lleva deseando muchísimo tiempo», le espetó con ironía el líder de la oposición andaluza. Ambos se habían saludado de forma cordial antes del debate a ojos de todos los diputados. Moreno, lo mismo que todos los demás portavoces, dio el pésame a Díaz por la muerte de Carme Chacón.

El debate entre Díaz y Moreno fue de los de guante blanco. La presidenta ni sacó a relucir el acoso judicial al PP, con la citación de Rajoy como testigo en el juicio de la Gürtel o la detención del expresidente de Madrid Ignacio González.

Díaz sí retó a Moreno a que aclarase si durante los 80 días que duró el bloqueo a su investidura negoció con Podemos y C’s para salir él elegido presidente. Moreno nunca presentó candidatura y ningún grupo en junio de 2015 desveló ninguna conversación en este sentido con el PP. Si bien, este miércoles Moreno señaló en una reunión del comité ejecutivo de su partido que hay partidos «que tuvieron la suerte de ser llave para abrir la puerta a 40 años de socialismo, pero no han dado la vuelta a la cerradura».

Respaldo a la Semana Santa

Díaz interpreta que negoció con Podemos, ya que con C’s solo no suma mayoría absoluta. «Evidentemente algo pasó y ayer usted lo reconoció». Moreno no lo desmintió y le recordó que él le ofreció, a cambio de respaldar su investidura, un acuerdo para que dejase gobernar la lista más votada en los ayuntamientos y Díaz prefirió «regalarle» a Podemos la Alcaldía de Cádiz.

El Parlamento aprobó por asentimiento de todos los grupos una declaración institucional a propuesta del PP «en defensa del respeto y la celebración en convivencia» de la Semana Santa en Andalucía condenando los actos vandálicos de Málaga y Sevilla.

Como estaba previsto, salió adelante el decreto de la Junta sobre la nueva normativa para acceder a las subvenciones para guarderías con los votos del PSOE y Ciudadanos.

El Parlamento rechazó la admisión a trámite de la proposición de ley de IU para reformar la Cámara de Cuentas y aprobó la primera ley de la oposición, la Ley de Senderos, propuesta por Podemos y respaldada por PSOE, C’s e IU, mientras PP se abstuvo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate