Diario Sur

El catedrático abusador alega que sus víctimas eran deportistas y más altas que él

La defensa del catedrático de la Universidad de Sevilla Santiago Romero, condenado por abusos sexuales a tres profesoras, ha presentado recurso de apelación ante la Audiencia y pide su absolución por defectos formales y por la, a su juicio, falta de credibilidad de los testimonios contra el condenado.

El ex decano de Ciencias de la Educación fue condenado por tres delitos de abusos sexuales y uno de lesiones contra dos ayudantes y una becaria, entre 2006 y 2010, y al pago de indemnizaciones de 30.000 para dos de las víctimas y 50.000 para la que también sufrió lesiones psicológicas. Estas también han recurrido.

Entre otros extremos Romero alega, según la agencia Efe, que «los testimonios de las denunciantes carecen absolutamente de toda credibilidad objetiva, dado que en lo que se refiere a todos y cada uno de los supuestos episodios de abusos sexuales por parte del acusado contra ellas no es ya que resulten inverosímiles, es que repugnan de modo absoluto a la más elemental lógica, a las reglas del criterio humano y a toda experiencia común».

«Porque es sencillamente imposible de creer que unas profesoras universitarias, de entre veintitantos y treinta años, de fuerte complexión y todas ellas practicantes de deportes, sean sometidas a abusos libidinosos por otra persona de mucha más edad (aproximadamente 64 años) y de muy inferior estatura y complexión física», agrega.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate