Diario Sur

El BBVA eleva al 3,1 % la previsión de crecimiento de la economía andaluza

Los responsables del BBVA, en la presentación del informe trimestral. :: efe
Los responsables del BBVA, en la presentación del informe trimestral. :: efe
  • La recuperación de la construcción y de las exportaciones tiran del crecimiento y la tasa de paro bajará al 23,5%

La aceleración registrada en los dos últimos trimestres han llevado al servicio de estudios BBVA Research a elevar su previsión económica para Andalucía en tres décimas y situarla en un crecimiento del 3,1% al finalizar 2017, una décima por encima de la tasa nacional, mientras mantiene el 2,7% para 2018. El servicio que encabeza Rafael Doménech, que ayer hizo público su informe trimestral en Málaga, mejora así la previsión de Analistas Económicos, del 2,4%, y muy por encima de la que realizó la Junta de Andalucía, del 2,3%. Esto supondrá una notable mejoría del empleo, que al término del año se situaría en el 23,5%, con la creación de 200.000 puestos de trabajo al término de 2018, mejor también que la tasa que vaticina analistas, del 26,9%.

Andalucía, según el BBVA, recuperará el PIB de antes de la crisis a finales de 2019, pero la renta per capita aun a finales año que viene estará un punto por debajo de 2007, mientras que en España se alcanzará antes, a finales de este año. Doménech indicó que el crecimiento en la comunidad ha sido más estable que en el conjunto de España, lo que unido a la aceleración del cuarto trimestre de 2016 y del primero de 2017 sitúa la previsión por encima de la española y, dijo, es una estimación «prudente».

Este cuadro optimista se cimenta en el crecimiento del sector inmobiliario y en las exportaciones, aunque se advierte en numerosos indicadores, como matriculaciones, importaciones, ventas minoristas y actividad de sector servicios, «que más que duplica la tasa española».

De esta revistera trimestral destaca el impulso de la inversión residencial, que «ha tardado, pero ha llegado de manera más intensa en Andalucía», donde crece el empleo al doble de ritmo que en España, con una tasa intertrimestral del 4%, que de mantenerse supondría un 16% anual, por encima de la media nacional. La afiliación a la Seguridad social en la construcción está por encima del crecimiento en otros sectores. Aunque Doménech hizo notar que de los niveles de que se parte son muy bajos por la profunda crisis sufrida, con caídas del empleo del 50% y de la actividad hasta de un 80-90%.

El informe destaca que las exportaciones han recuperado el vigor, tras el bache detectado en la segunda mitad de 2016, y apunta a su fortaleza por al diversificación de productos y destinos. Es además especialmente destacado el incremento del turismo. La entrada en viajeros en hoteles andaluces ha crecido más de un 45% desde 2012, «algo sin precedentes» dijo el economista.

Le BBVA considera positivo a corto plazo el impacto de la subida del SMI, aunque alerta que a medio y largo los trabajadores menos cualificados o vulnerables pueden verse perjudicados, por lo que pide medidas para corregirlo.

Afirma que la política fiscal va a ser «neutral» y considera que Andalucía cumplirá de manera «holgada» el objetivo de déficit. Todo ello lleva a un incremento de la actividad y de la confianza.

El informe indica que la aceleración del mercado de trabajo se concentra en zonas costeras y grandes áreas urbanas, muy ligado a la actividad turística y de inversión residencial. Pero tasa paro sigue elevada» y aún queda un 11% por encima de su registro anterior a la crisis, mientras el nivel de empleo está 6 puntos por debajo de máximo que llegó a tener. Somos, dio «una anomalía internacional», y animó a adoptar medidas en especial tendentes a fomentar el empleo de calidad, indefinido y estable, y a incrementar la productividad.