Diario Sur

El PSOE-A pide «amor» y «compañerismo» ante el clima crispado de las primarias

Juan Cornejo.
Juan Cornejo. / Efe
  • Susana Díaz se reunirá el viernes con la ejecutiva regional para comunicarle su intención de optar a la secretaría general

La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, afronta la semana que culminará con la presentación oficial de su candidatura a liderar el PSOEcon una agenda repleta de actos institucionales y una sola cita de partido, la reunión de la ejecutiva regional prevista para el viernes, en la que cumplirá el trámite de comunicar a su organización el paso que se propone dar.

La suerte está ya echada y mientras la presidenta andaluza actúa cada vez más como la portavoz única del PSOEpara los asuntos de actualidad nacional, sea el anuncio de desarme de ETA o las palabras de Rajoy sobre el posible adelanto electoral si no recibe apoyos en el Parlamento, tras la derrota del decreto de estiba, su gobierno se prepara para celebrar, este miércoles, el segundo aniversario de su victoria en las elecciones autonómicas. La ocasión se presenta propicia para recordar la imagen de la noche en el palacio de ferias sevillano, cuando la presidenta y los suyos bajaron triunfantes una rampa ante las cámaras, para celebrar los resultados, que le situaron como ganadora a casi diez puntos y catorce escaños de diferencia del PP-A.

La legislatura andaluza llega a su ecuador, pues, convulsa por el calendario que se abre con las primarias socialistas y la posible victoria de la presidenta, aunque la estabilidad de que ésta presume parece de momento garantizada, tanto por su declarado interés de compatibilizar los dos puestos como por la posición de Cs, su aliado, de mantener su respaldo.

Incluso del PP andaluz parece estar por la labor, pues su reelegido presidente, Juanma Moreno, volvió ayer a decir que si Susana Díaz es elegida secretaria general del PSOE no pedirá adelanto electoral. Moreno apostó por la estabilidad y la culminación de la legislatura y eso da oxígeno al PSOEpara plantearse la sucesión de la actual presidenta en plazos cómodos, y a la vez reiteró su oferta de respaldo al ejecutivo socialista «con plena disposición de entenderse».

La propuesta fuer rechazada por el secretario de organización socialista, Juan Cornejo, que en su habitual rueda de Prensa de los lunes dijo que no le merece «credibilidad» porque «cuando pudo hacerlo no lo hico» y recordó los 80 días que tardó la investidura de Susana Díaz en que Moreno «tuvo oportunidad de ser hombre de Estado y no dio ni el apoyo, cuando hubiese bastado la abstención».

Cornejo no quiso desvelar ayer nada del calendario orgánico que prevé el PSOEandaluz, puesto que si Díaz es elegida secretaria general en el congreso de julio sí deberá dejar su cargo en el partido, durante un congreso andaluz que debe convocarse a continuación.

Los socialistas andaluces, en todo caso, no tienen prisa por acometer este relevo. Dado que los estatutos hablan de que el congreso regional debe convocarse en el plazo de 60 días y el mes de agosto es inhábil, es posible dilatar a otoño el relevo de quien deberá ser el cartel electoral, porque nadie apuesta por una bicefalia entre la secretaría general y la candidatura a la Presidencia de la Junta.

Fuentes socialistas indican que el calendario a seguir dependerá en buena parte de los resultados de las primarias y los porcentajes de apoyo que la ‘baronesa’ andaluza reciba, es decir del cuadro de fragmentación en que se encuentre el partido al término del proceso interno.

Con todo, en el PSOEandaluz sí que preocupa el clima en el que se está desarrollando esta etapa de pre-primarias. Cornejo fue explícito ayer al decir que «me gustaría, deseo, quiero que haya mucho respeto entre compañeros». Incluso más, el secretario de organización instó a que haya «un poquito de amor, cariño, respeto, que nos queramos un poquito». Ni más ni menos.

El ‘número 2’ del PSOE-A sí recalcó, frente a los críticos que el proceso, aunque «se está embarullando», se rige por unas normas «aprobadas por la anterior ejecutiva, a propuesta de ella, y en el anterior congreso», que hay que respetar y cumplir. Insistió aún más en que «tenemos que trabajar y aportar todos para un clima de respeto que sea mutuo, que no nos deterioremos» y valoró que aunque se trate de un proceso interno, el partido debe ser «ejemplo»para la sociedad.

Defensa del censo

Cornejo salió al paso de las principales críticas que llegan desde las filas ‘sanchistas’, una crispación que va a más y que ha motivado que la gestora cite para hoy a representantes de las tres candidaturas, entre ellos el propio Cornejo como parte ‘susanista’ para aclarar la situación sobre las aportaciones.

Para el secretario de organización andaluz, «no hay en este país un partido tan riguroso, serio, transparente» en materia de censo, como «no ocurre en otras formaciones». Aseguró que «es un departamento independiente, que trabaja en función a un protocolo de afiliación y tiene unos requisitos de procedimiento» y rechazó hacerlo público, incluso apeló a las declaraciones de Oscar López, anterior secretario de organización y ahora encuadrado en la candidatura de Patxi López, que ha rechazado que se ponga en duda en censo. «Quien tenga dudas que se dirija al partido para resolverlas».

Cornejo defendió como medida de trasparencia y de responsabilidad la creación de cuentas corrientes por parte de Ferraz para las candidaturas a las primarias y una « forma de regularizar la entrada y salida de donantes», alertados por los servicios jurídicos porque es «un gasto que se produce en torno al PSOE».

Aún más, tuvo palabras para elogiar a la gestora, que «en un momento muy difícil y delicado está haciendo una labor que hay que agradecer, de sensatez y cordura», tras rechazar entre risas las propuestas sanchistas para que Mario Jiménez dimita por incompatibilidad con su cargo institucional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate