Diario Sur

Susana Díaz afirma que convocará plazas de maestros «sí o sí»

Susana Díaz, ayer en el Parlamento.
Susana Díaz, ayer en el Parlamento. / Efe
  • La Consejería de Educación anuncia hoy a los sindicatos la oferta de empleo en Primaria, que otras comunidades han anulado o decidido retrasar a 2018

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, afirmó de forma rotunda ayer en el Parlamento que su Gobierno convocará oposiciones para maestros de primaria negándose a vincular la oferta de empleo público con la aprobación del Presupuesto General del Estado para este año, como insinuó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. «Se ponga el Gobierno de España como se ponga, en Andalucía va a haber oposiciones sí o sí», afirmó Díaz. Según se ha confirmado este viernes, la Junta de Andalucía eleva a 2.468 el número de plazas que saldrán a concurso-oposición para cubrir los puestos docentes vacantes.

Díaz hizo tal anuncio y aseveración en la sesión de control de la oposición en el Parlamento y en el debate con el portavoz y coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, quien le acusó de no estar haciendo lo suficiente para garantizar y defender la educación pública en Andalucía y dio a entender que hay un pacto de la Junta con los obispos para seguir sufragando los colegios católicos concertados.

Tanto Maíllo como la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, coincidieron en arremeter contra la presidenta y su gobierno en materia educativa. El asunto de fondo son los conciertos con los centros privados, que ahora en marzo deben renovarse. Susana Díaz aprovechó el envite de la oposición para insistir como su consejera de Educación, Adelaida de la Calle: «Aquí irá primero la enseñanza pública y luego la concertada y, cuando haya que elegir entre una línea y otra siempre prevalecerá la pública».

También aprovechó el debate para lanzar un nuevo órdago a Rajoy después de aprobar la reducción de la jornada laboral a las 35 horas y confirmar las oposiciones de docentes, cuestionadas por Maíllo. La presidenta acusó al Gobierno de Rajoy de «chantajear» a las comunidades del PSOE al condicionar las oposiciones por encima de la tasa de reposición a la aprobación de los Presupuestos del Estado.

Díaz quiere además evitar a toda costa que se produzca lo que vaticinó Teresa Rodríguez, «un tsunami de mareas educativas» similar a las sanitarias, con miles de ciudadanos en las calles.. Hay programadas protestas esta semana en varias ciudades en defensa de la educación pública, mientras que la concertada también está levantisca.

Por ello hizo una defensa encendida de su gestión en educación. Maíllo le reclamó que destine al menos el 5% del PIB andaluz para atender deficiencias en la red de centros públicos andaluces. Díaz le respondió que desde que gobierna en la Junta (2013) ha aumentado en 422 millones de euros las inversiones en educación. Le recordó que Andalucía es la comunidad con el mayor porcentaje de alumnado en centros públicos (81%), mientras que solo en 113 municipios (de los 778) hay centros concertados.

Sin unanimidad

Pero la postura de las Comunidades Autónomas no es unánime. Ya hay algunas que han decidido anular o retrasar la convocatoria de oposiciones. Navarra ha retrasado a 2018 las 247 plazas previstas. También Castilla-León ha hecho lo mismo con otras 800 plazas. En Canarias también se ha decidido que este año no habrá oposiciones en educación. Valencia ha dejado para 2018 la convocatoria de 1.250 plazas y Castilla-La Mancha ha asegurado que no habrá oposiciones sin autorización del Gobierno. Aragón (300 plazas) y Asturias (otras 338) también están pendientes de que Hacienda autorice la oferta de empleo. Sí se han mostrado abiertamente a favor de la convocatoria Extremadura (145 plazas) y Murcia (448), además de Andalucía. En todos los casos se ha sopesado la posibilidad de que Hacienda recurra la oferta y pudiera darse el caso de que se anularan las oposiciones una vez realizados los exámenes.

Los sindicatos hacen hincapié en la necesaria ‘legalidad’ de la convocatoria y en la coordinación entre las comunidades. Porque si en muchas dejan de convocarse, en las que haya exámenes acudirán opositores de todo el país, un ‘efecto llamada’ sobre el que ya han prevenido los sindicatos. «Pedimos al Gobierno central que no amenace a las Comunidades Autónomas con recurrir las convocatorias y que arbitre una forma que las permita dado que hace años se firmó un acuerdo para convocar un año Primaria y otro Secundaria, acuerdo que solo Andalucía ha cumplido», señaló María del Amo, secretaria provincial de ANPE. También Comisiones Obreras defiende una convocatoria para todo el Estado. El secretario de la Federación de Enseñanza de Andalucía, José Blanco, demanda «la realización de la oferta de empleo de modo planificado entre las distintas comunidades autónomas, al menos en lo que respecta a cuerpos docentes, para evitar desequilibrios territoriales y favorecer que el profesorado trabaje donde desee residir, un hecho que repercute en la calidad de la educación y en la conciliación de su vida familiar y laboral».