Diario Sur

Díaz pedirá una solución a la financiación de la dependencia en la Conferencia de Presidentes

Susana Díaz, ayer ante los auto retratos de Velázquez y Murillo en la exposición sobre ambos en Sevilla. :: efe
Susana Díaz, ayer ante los auto retratos de Velázquez y Murillo en la exposición sobre ambos en Sevilla. :: efe
  • Moreno reclama a la presidenta que lo llame por teléfono antes de la reunión del día 17 si desea su respaldo

Susana Díaz exigirá en la Conferencia de Presidentes, a celebrar el próximo día 17, que en ella se concreten las fechas para la negociación, aprobación y entrada en vigor del nuevo modelo de financiación autonómica y dar carpetazo al actual, agotado hace tres años y que perjudica a Andalucía. Casi mil millones anuales menos, sostiene la Junta. Susana Díaz también confía en que de la reunión salga el compromiso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para una solución a la financiación de la dependencia con la inclusión de esta en el nuevo sistema de reparto del dinero, según expuso ayer el portavoz de la Junta, Miguel Ángel Vázquez.

La presidenta andaluza planteará una vieja reivindicación de Andalucía, que el Gobierno central cumpla con lo estipulado por la Ley de Dependencia y sufrague el 50% de su cobertura. Según recordó Vázquez, la Junta afronta el 80% del coste de las prestaciones por dependencia y el Ejecutivo central solo el 20%. Según datos de la Junta, Andalucía atiende a 185.200 personas, que ampliará a 65.000 más este año. Destina de su presupuesto 1.188 millones de euros, algo menos de lo que el Gobierno central dedica a todo el país, 1.250 millones de euros. Según el Defensor del Pueblo, hay más de cien mil andaluces en listas de espera, un tercio de ellos con calificación de dependencia severa. La solución que propondrá Díaz al resto de presidentes autonómicos es que la cobertura de la dependencia forme parte del nuevo sistema de financiación autonómica con criterios que eviten «arbitrariedades».

Andalucía pedirá un sistema de financiación atendiendo a la población y otras variables de esta con la garantía de que todos los españoles reciban los mismos servicios vivan donde vivan. Esta es la prioridad que Díaz lleva a la Conferencia de Presidentes, aunque no la única.

Vázquez acudirá hoy junto al vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, a la segunda reunión preparatoria, aunque es el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien negocia con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, las reivindicaciones de las comunidades gobernadas por socialistas. Entre ellas la petición de un pacto educativo nacional y un plan especial de empleo para Extremadura y Andalucía. También exigirá que el Gobierno vuelva a permitir a los autónomos fraccionar la devolución del IVA mes a mes.

El actual sistema de financiación se sustenta, entre otros aspectos, en la cesión de una cesta de impuestos del Estado a las autonomías, entre ellos parte del IVA y del IRPF. La Junta aún no ha aclarado si estará o no de acuerdo con que se mantenga la cesión de impuestos, aunque fuentes de la misma aseguraron a este periódico que será difícil dar marcha atrás en la corresponsabilidad fiscal. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, prepara una propuesta en materia fiscal, pero Vázquez no dio ningún adelanto. Solo avisó que si el Gobierno suprime cualquier cesión de impuestos, como por ejemplo el de sucesiones y donaciones, deberá compensar a las comunidades por ello.

Otra cuestión sin aclarar aún es si Susana Díaz contactará con los dirigentes de la oposición antes de la Conferencia. El líder del PP-A, Juanma Moreno, se lo pidió ayer. «Susana Díaz siempre me reclama algo. Ahora va a haber una Conferencia de Presidentes y todos los días me dice que tengo que estar a su lado. Pues llámeme», afirmó en el comité ejecutivo regional celebrado en Cádiz.

«No es la costumbre», aseguran fuentes de la Junta sobre posibles reuniones de la presidenta con la oposición. Si bien, el presidente de Valencia, el socialista Ximo Puig, sí ha anunciado que hablará con todos los partidos antes de la Conferencia para tratar de llevar iniciativas que salgan del consenso de todos.