Diario Sur

Liberada una chica obligada a mendigar y prostituitse

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un clan familiar que había captado a una mujer en Rumanía para obligarla, estando embarazada, a ejercer la mendicidad y la prostitución en Sevilla mediante coacciones y amenazas. El estremecedor caso de trata, dado a conocer por la Policía, indica que la muchacha, de 28 años, fue engañada por uno de los miembros del clan, que por falsas promesas de amor y de trabajo la trajo a España, para mantenerla aquo simetida a vigilancia y control por el clan.

La chica, embarazada de su proxeneta, logró escapar en un descuido de suscaptores, en un descuido de estos cuando medigaba por las calles de Sevilla y denunció su situación a la Policía.

Según su denuncia, estaba retenida por una familia en una vivienda ocupada de la capital y era obligada a ejercer la mendicidad para obtener dinero, que debía entregar a la familia en su totalidad a cambio de comida, agua y un techo bajo el que dormir. Pero si no conseguía la cantidad que la familia le exigía mendigando por las calles, los miembros de este clan le obligaban a ejercer la prostitución, para lo cual se encargaban de concertar citas con clientes y realizar los cobros por la prestación de este tipo de servicios.

Por otro lado, la víctima manifestó que no pudo denunciar antes porque se encontraba en continua vigilancia por parte de dos mujeres de la familia -la hermana y la pareja del líder del clan-, quienes controlaban sus movimientos mientras estaba en la calle; y que la mantenían encerrada en la casa donde vivían para evitar que escapara.

Tras el testimonio de la víctima, los agentes iniciaron una investigación que se tuvo conocimiento de que este clan familiar había empleado una modalidad delictiva propia de la trata de seres humanos conocida como Lover Boy o método del enamoramiento.