Diario Sur

Moreno tilda de «populista» a Díaz y esta le responde que «pinta poco» en el PP

Juanma Moreno, ayer en el Parlamento.
Juanma Moreno, ayer en el Parlamento. / Efe
  • El líder del PP volvió a reprocharle a la presidenta la mala gestión en los servicios estrella, los de más presupuesto de la Junta, educación y sanidad

La sesión de control de la oposición a Susana Díaz volvió a contagiarse de la expectación sobre la candidatura de la presidenta a dirigir el PSOE. El líder del PP, Juanma Moreno, fue el que abordó con mayor énfasis esta posibilidad, aunque fue el coordinador y portavoz de IU CA, Antonio Maíllo, quien atacó de forma más atinada a la presidenta. Ambos intentaron hacer ver, desde puntos opuestos, que Díaz está más centrada en su carrera a la dirección socialista que a la gestión de los problemas de Andalucía, como la sanidad, la educación y el paro o Doñana, en el caso este de Teresa Rodríguez. Como telón de fondo están las declaraciones de Díaz este lunes defendiendo la compatibilidad entre la secretaría general del PSOE y la Presidencia de la Junta. En este sentido, Díaz quiso demostrar con profusión de datos en cada réplica a todos los líderes que está al tanto de la gestión más que ellos.

Díaz y Moreno protagonizaron un rifirrafe de baile de esgrima. El líder del PP volvió a reprocharle mala gestión en los servicios estrella, los de más presupuesto de la Junta, educación y sanidad. «Aparque por unos minutos su carrera a la secretaría general del PSOE y baje a la realidad de Andalucía y observe el imparable desgaste de los servicios básicos esenciales», afirmó. «En Andalucía se está o no se está», reiteró como otras veces. Esta vez como novedad acusó a la presidenta de «populista». «Usted cumple dos premisas de los gobernantes populistas, prometer lo que sabe que no va a cumplir y buscar un enemigo exterior que desvíe el foco de sus incumplimientos». Añadió: «Es evidente que utiliza Andalucía como plataforma de sus ambiciones personales», le dijo para reprocharle que le dedica «poquito tiempo a los problemas andaluces». Aún remachó: «El sol no gira alrededor de usted», en alusión a la expectación mediática que rodea a la presidenta andaluza.

Susana Díaz le replicó que llama la atención que Moreno le hable de trabajo cuando este, en su opinión, «tiene fama de todo, menos de trabajar, dentro y fuera de su partido». Ha recordado que esta semana el PP ha votado con Podemos en Jerez contra la propuesta de presupuestos de la alcaldesa socialista, Mamen Sánchez, que gobierna en minoría. «¿Quién es aquí el populista, señor Moreno?. Como usted pinta poco en su partido y en más sitios, le molesto yo”, zanjó la presidenta.

El rifirrafe con Maíllo fue más tenso. El portavoz de IU acusó a la presidenta de «apuntalar» a Rajoy en alusión a la abstención del PSOE en la investidura y le volvió a sacar el empleo como asignatura pendiente. La presidenta replicó con una batahola de datos sacando pecho de que es en Andalucía donde más ha crecido el empleo y ha bajado el paro en proporción a España, aunque los datos sigan siendo negativos. Lo atribuye a la política de su gobierno pese a que considera que el ejecutivo central le ha dado la espalda. Maíllo le acusó de «desfachatez» porque le da la «vuelta a los datos» y de mentir porque «promete, pero no ejecuta». «No sabemos si dentro de un mes, o dos o de tres va a encabezar la secretaría general de su partido como parece que apunta, si estará a la cabeza o a la cola, pero sí es una certeza que Andalucía está a la cola de la creación de empleo y mientras la presidenta se está paseando por Madrid en el sidecar del PP». Esta última frase responde a la que Díaz le dijo semanas atrás acusándole de ir en el sidecar de Podemos.

Díaz respondió a Maíllo que es él el que mezcla los datos del desempleo y, como hizo con el resto de partidos, le tendió la mano «para ir juntos, no en un sidecar, sino en el autobús en defensa de Andalucía. Sidecar es con el que pretende asaltar los cielos morados y para eso no le importa vender a su propia organización», le espetó.

El debate con Teresa Rodríguez giró en torno a Doñana. La dirigente de Podemos volvió a reprocharle que diga que está en contra de las explotaciones de gas que proyecta Gas Natural y no haga nada por paralizarlas. Incluso le animó a hacerlo aún a riesgo de que la empresa logre una sanción contra la Junta de 350 millones. La presidenta volvió a contestarle que la Junta está en contra de dichas explotaciones y que cambia normativas para poder hacerlo por la vía legal, sin aclarar si las paralizará. «Si Doñana es lo que es, es por el Gobierno andaluz y la profesionalidad de muchos técnicos. Su partido no ha hecho nada por Doñana», concluyó la presidenta exigiéndole rigor en los datos.