Diario Sur

La oposición atribuye el viaje de Díaz a Bruselas a su proyección personal

Díaz, con Schultz en mayo de 2013, cuando visitó Bruselas como consejera de Presidencia. :: sur
Díaz, con Schultz en mayo de 2013, cuando visitó Bruselas como consejera de Presidencia. :: sur
  • Maíllo (IU) exige a la presidenta que no utilice medios de la Junta para llegar a ser secretaria general del PSOE

Los partidos andaluces consideran que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, va a Bruselas con el propósito de «hacer una campaña de promoción personal», en palabras del PP-A, o para «lavar su imagen», según Podemos. Incluso exigen, como hizo IU, que no utilice medios públicos para ello.

El viaje, concretado este martes por el portavoz del Gobierno andaluz, coincide con lo que todos los observadores consideran una campaña de presencia pública para preparar la candidatura de Díaz a la secretaría general del PSOE. Por ello para los partidos andaluces, la escala en Bruselas es parte de esta estrategia. Además, las tres formaciones rechazan que Susana Díaz compatibilice el cargo institucional con el orgánico, como ella misma ha admitido, mientras le acusan de relegar sus responsabilidades en Andalucía.

La polémica del viaje a Bruselas tiene otro añadido, la coincidencia con el presidente del PP-A, Juanma Moreno, que acudirá a la capital comunitaria unos días antes que Susana Díaz. Al respecto, el PP-A mantiene que no hay contraprogramación, sino que lleva trabajando en la agenda «varios meses» y anota otra diferencia fundamental: « Juanma Moreno va a trabajar por y para los andaluces», mientras que la presidenta Susana Díaz «va a hacer un campaña de promoción personal», dijo la portavoz parlamentaria, Carmen Crespo.

«Su leiv motiv es una campaña de imagen para ser secretaria general del PSOE»,.dijo Crespo, mientras que Juanma Moreno va a abordar en reuniones «que creo que van a ser muy fructíferas» asuntos sobre «agricultura, empleo juvenil, Andalucía como comunidad fronteriza, el I+D+i, y las posibilidades de agua y energía que tiene la comunidad».

Crespo indicó que Juanma Moreno se reunirá con el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen; la comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen; el presidente del Comité de las Regiones, Markku Markkula; y el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete.

Lavado de imagen

Podemos también opina que el viaje forma parte de una «campaña» de Susana Díaz «para lavar su imagen», de la que forma parte también la «gira por las televisiones», según dijo Esperanza Gómez, coordinadora del grupo parlamentario. Para el partido morado, además, es «incompatible» que la presidenta sea también secretaria general del PSOE: "Si todo marchara sobre ruedas no pasaría nada, pero tiendo en cuenta los problemas de Andalucía y que no se solucionan, como la brecha de la desigualdad, no debe dedicar ni un minuto a algo que no sea el Gobierno de esta tierra», dijo a Europa Press.

Antonio Maíllo, coordinador general de IU-CA, dijo «flipar» por «la parafernalia» , el «disparate formal» y la «cultura de la exageración» para el viaje a Bruselas, que consideó en la «hoja de ruta» de Díaz para ser secretaria general del PSOE, pero advirtió que hace un uso indebido de su cargo. «No vamos a permitir que se dedique a utilizar recursos de la Junta de Andalucía para este fin y lo vamos a denunciar en cada hito», anunció.

El líder de IU habló también del «estrambote» del presidente del PP-A de viajar también a Bruselas y «la competición entre ambos para ver cuál es el más solemne, aunque consideró que ambos son irrelevantes desde el punto de vista de los intereses de Andalucía.

Maíllo opinó también que Díaz «no deja ni muerta» el poder institucional y se mostró en contra de que compatibilice los dos cargos, porque la Presidencia de la Junta «tiene suficiente entidad para dedicarse en exclusiva» y apostilló que «una presidenta medio presente es una presidenta ausente».

Sólo se mostró conciliador Juan Marín, líder andaluz de C's, quien consideró que el viaje a Bruselas de Susana Díaz estará bien «siempre que sea para defender los intereses de Andalucía».

Marín, que apoya al Gobierno socialista en el Parlamento regional, opinó también acerca de la posibilidad de que la presidenta andaluza compatibilice su cargo con la secretaría general del PSOE, y dijo que lo ve posible, como ya se vio en el caso de María Dolores de Cospedal, entre el PP y Castilla La Mancha, y aunque recalcó que «respetará» su decisión añadió que le exigirá a la presidenta de la Junta que «Andalucía sea la prioridad».