Diario Sur

El PP-A quiere ampliar a otros agravios la declaración institucional contra Cifuentes

El PP-A tiene una posición delicada ante la declaración institucional que prepara el Parlamento andaluz contra las palabras de Cristina Cifuentes acerca de que los impuestos de los madrileños pagan la sanidad y la educación a los andaluces. No puede situarse en contra ni al margen, pero mostrarse a favor de la misma es descalificar a una compañera de partido y dar una baza a los rivales. Ayer desde las filas populares surgió una estrategia para intentar salvar el escollo: proponer que la declaración institucional incluya a otras personas que también han ofendido a Andalucía sin que se les haya reprobado, y entre ellos cita a Albert Rivera, que dijo que daría una caña para enseñar a pescar, o a Durán Lleida, que acusó de cobrar el PER y gastarlo en el bar, o el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall, acerca de que Andalucía estaba acostumbrada al subsidio. Son descalificaciones por las que nadie se disculpó, afirma el partido, que insta en su iniciativa a reclamar que no vuelvan a producirse. No figuran en la propuesta, que enunció la vicesecretaria de política municipal Ana Mestre, ni las descalificaciones de Ana Mato, acerca de que los niños andaluces no sabían leer, ni las palabras de Esperanza Aguirre, 'pitas, pitas'.

Además, el PP-A agradece las «disculpas reiteradas» de Cifuentes y quiere que se incluyan en el texto de la declaración institucional, que debe ser aprobada por unanimidad y que viene a suponer un daño menor que el de la reprobación, inicialmente planteada por C's.

Sin embargo, el Gobierno andaluz cree que Cifuentes no ha rectificado, sino que «reincide en el error», dijo el portavoz, Miguel Ángel Vázquez, y lo hace «con la boca pequeña» porque el PP «no soporta el papel de actor político secundario» que juega en Andalucía.

Por su parte Ciudadanos, partido que apoya a Cifuentes en la comunidad de Madrid, aprieta y su diputado autonómico Sergio Romero instó al PP-A a «ser valiente» y apoyar la declaración.