Diario Sur

Susana Díaz ve compatible ser presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE

La presidenta posa con colectivos de mujeres en la presentación de la campaña contra la violencia machista.
La presidenta posa con colectivos de mujeres en la presentación de la campaña contra la violencia machista. / Efe
  • Asegura que no vetará la presencia de Sánchez: «Todavía no hemos sacado el pasaportede Andalucía», bromeasu número dos,Juan Cornejo

Susana Díaz sigue sin confirmar su candidatura a las primarias del PSOE para la secretaría general. En una nueva entrevista televisiva anoche, esta vez en Canal Sur Televisión, volvió a echar balones fuera cada vez que se le preguntó si ya tiene decidido presentarse para liderar su partido. Nunca lo niega, pero mantiene el circunloquio: «No se trata de mí ni de ningún nombre, primero está el debate de qué partido queremos. Lo otro ya llegará. No voy a dejar que nadie me hable de eso» hasta que se abra el proceso de las primarias, manifestó a la periodista Mabel Mata. Esta, sin embargo, logró arrancarle de su voz lo que ya es conocido, que si da el paso para liderar su partido, seguirá siendo presidenta. A la pregunta de si cree compatible la secretaría general del PSOE con la Presidencia de la Junta, Susana Díaz respondió: «Para mí la mayor garantía es ser socialista y defender Andalucía, y se puede ser secretario general de un partido y presidente de Andalucía siempre y cuando se pongan por encima de todo los intereses de la gente. Ser socialista y defender esta tierra es algo indisoluble».

Díaz no quiso entrar a valorar a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE y dijo que nunca nadie le oirá «hablar mal» de un compañero que ha sido secretario general de su partido. «Siempre habrá querido hacerlo lo mejor posible», dijo para recordar que el partido bajó a 110 escaños con Rubalcaba en 2011 y a 85 con Sánchez.

Sobre la pretensión de Sánchez de recorrer España en un claro intento de presentarse a las primarias para recuperar la secretaría general, Susana Díaz reiteró que «tendrá las puertas abiertas» en Andalucía. Sobre esta cuestión, el secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, dijo ayer que una vez que se abra el proceso de las primarias y si Sánchez es candidato, él personalmente se ocupará de que se cumplan todas las normas del partido para que los candidatos tengan acceso a la militancia y puedan defender sus proyectos.

Ahora bien, como todavía no se ha abierto este proceso, Cornejo entiende que si Sánchez quiere hablar con la militancia en la campaña por toda España que este fin de semana emprende en Valencia, la dirección socialista en Andalucía no puede hacer nada, ni a favor ni en contra. A la pregunta de si el PSOE andaluz le dejará venir a Andalucía en dicha campaña, respondió en broma: «Todavía no hemos sacado el pasaporte de Andalucía». También manifestó que no había recibido ninguna petición o comunicación de Sánchez para utilizar, por ejemplo, sedes del partido.

Se mostró conciliadora con el PSC, insistiendo en que defiende proseguir con la relación con el partido catalán, pero siempre que esta sea «de ida y vuelta».

La presidenta andaluza expresó su respaldo al acuerdo de los socialistas vascos con el PNV para gobernar juntos en coalición, calificándolo de «razonable». Considera, pese al acuerdo de reformar el Estatuto vasco, que la presencia del PSV en el Gobierno es una «garantía» de que se cumplirá la legalidad.

Para la socialista andaluza es un pacto con un PNV «moderado» y está convencida de que los socialistas vascos cumplirán con la Declaración de Granada y defenderán la Constitución, dando por sentado que no permitirán veleidades independentistas como las que defienden los nacionalistas catalanes. El mejor ejemplo de que camina bien el acuerdo es que a Bildu y Podemos «no les está gustando».