Diario Sur

Teresa Rodríguez excluye a los críticos de la ejecutiva de Podemos Andalucía

Teresa Rodríguez, reelegida líder de Podemos en Andalucía.
Teresa Rodríguez, reelegida líder de Podemos en Andalucía. / Efe
  • Insiste en marcar un acento andalucista a la nueva etapa y afirma que de «alguna manera» Andalucía «es una nación»

Teresa Rodríguez ha tomado el control de Podemos Andalucía de manera total. La reelegida secretaria general de este partido en Andalucía (a partir de ahora coordinadora general) ha situado en su nueva ejecutiva a diez personas de su entera confianza, todas de la candidatura con la que ganó las primarias, ‘Por una marea andaluza’. Tal como insinuó la pasada semana, no ha incluido a ningún miembro de las otras dos candidaturas (’Andalucía, ahora’ y ‘Andalucía, plaza a plaza’). De esta forma ha excluido a los críticos, en su mayoría alineados con Íñigo Errejón, que sí estaban en la anterior dirección reducida del partido.

La segunda Asamblea Andaluza de Podemos culminaba ayer con la constitución y elección de los cuadros directivos, tras las primarias celebradas los días 7 a 9 de este mes, ganadas por la candidatura ‘Por una marea andaluza’ con el 75% de los votos. Los críticos a Teresa Rodríguez sí estarán en el Consejo Ciudadano, pero en una proporción del 20%, por lo que también en este órgano de decisión la líder de Podemos llevará el mando. Se vio ayer con la votación de la ejecutiva.

Teresa Rodríguez mantiene a los diputados de su círculo más estrecho, como Jesús Rodríguez, aunque este ya no será secretario de Organización, sino de Política. Este cargo lo ocupará Ignacio Molina, de los círculos de Sevilla. El cambio es significativo, ya que no es de Izquierda Anticapitalista como Jesús Rodríguez. Tampoco lo es la senadora Maribel Mora, que ocupará la secretaría de Política Institucional. Sigue en la ejecutiva Rocío Medina, profesora de Filosofía del Derecho de la Universidad Pablo Olavide, vinculada en su día a Errejón. Teresa Rodríguez busca con estos nombres que no se tilde su dirección de radical. Ya dejó fuera de la candidatura a Diego Cañamero, dirigente del SAT y diputado en el Congreso. Si bien en la ejecutiva ha incluido a uno de los afines a Cañamero, al malagueño Alejandro Serrato como responsable de Mundo Rural.

Sí ha habido integración en las portavocías, en las que figuran las candidatas rivales, Carmen Lizárraga, en Economía, y Begoña Gutiérrez, en Administración y Justicia. Los críticos no han salido satisfechos. ‘Andalucía Ahora’, que se abstuvo, critica que de los diez miembros del núcleo duro de Rodríguez seis sean de Sevilla, uno de Málaga y tres de Cádiz. Las otras provincias no tienen hueco. Este sector considera incongruente a Rodríguez, que reclama autonomía de Madrid y practica centralismo sevillano.

Declaraciones

De hecho Teresa Rodríguez insistió ayer en dotar a la nueva etapa de un discurso más andalucista, con la mirada puesta en las elecciones autonómicas y para que Podemos deje de parecer un partido centralista, con ordeno y mando desde Madrid. En este contexto, apeló ayer el hecho histórico del referéndum del 28 de febrero de 1980 por el que Andalucía obtuvo la autonomía mediante el artículo 151 de la Constitución, con los mismos derechos que las comunidades históricas Cataluña, País Vasco y Galicia, para reivindicar un papel estelar en el debate territorial que se abra esta legislatura. «Ese es nuestro patrimonio de lucha y nuestro carné como pueblo», dijo.

También dijo que Andalucía, «de alguna manera», es una «nación», entroncando este término con que aparezca en el Estatuto de Andalucía reformado en 2007 la definición de esta comunidad como «nacionalidad histórica». Rodríguez hizo un batiburrillo con todo ello para hablar de una España «plurinacional» y a continuación aclarar que el término «nación» no debe identificarse con «nacionalismo», pues nación, añade, «viene del verbo nacer, que es precioso».