Diario Sur

Moreno se desmarca de Cifuentes y Hernando habla de «gravísimo error»

  • La presidenta madrileña se disculpa y esgrime que sus palabras se sacaron de contexto. «Siempre he defendido la solidaridad entre las regiones», dijo

La afirmación de que «los madrileños están pagando la salud y la educación a los andaluces» persiguió todo el día a la presidenta de la Comunidad de Madrid (CAM), Cristina Cifuentes, que fue objeto de todo tipo de memes en las redes sociales y de tuits con el hastag #GraciasCifuentes, pese a que la presidenta madrileña se encargó de pedir disculpas anoche. Las críticas, no obstante, se extendieron a su propio partido, con un destacado desmarque del presidente andaluz, Juanma Moreno, y de líderes nacionales, como Albert Rivera, de visita en Sevilla. Aunque midió sus palabras, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, censuró ayer las declaraciones de la presidenta Cristina Cifuentes, y admitió que la telefoneó en cuanto conoció sus polémicas declaraciones para pedirle explicaciones.

Moreno, que esperó 24 horas para dar su opinión, no pudo evitar pronunciarse ayer y advirtió que «luchará con uñas y dientes contra todo aquel que quiera romper el principio de solidaridad entre los españoles». A continuación añadió: «Que eso lo tenga claro todo el mundo, compañeros de mi partido y adversarios políticos».

Con todo, el presidente del PP-A marcó distancias con el PSOE y le acusó de fomentar el «victimismo» cuando, recordó, fue el partido que aprobó el actual marco de financiación autonómica, «pactado por Zapatero y Esquerra Republicana de Cataluña».

Moreno criticó en especial a C's, que ha pedido la reprobación de Cifuentes en el Parlamento andaluz. Mostró su sorpresa por que la petición surja de este partido y no del PSOE, aseguró que hay diputados 'naranja' que parece que preferirían ser diputados socialistas, y terminó recordando que el presidente de este partido, Albert Rivera, llegó a Andalucía diciendo que darían una caña a los andaluces para aprender a pescar y nadie pidió entonces su censura parlamentaria. La reprobación se da por hecha, al haber anunciado el PSOE su respaldo, a través de la secretaria primera de la Cámara, Verónica Pérez.

Moreno quiso en fin rebajar el asunto y consideró que las declaraciones de Cifuentes se produjeron al «calor del debate parlamentario» y que quienes se exponen mucho en público «tienen días mejores y peores».

Sin embargo, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, fue más contundente y en una rueda de Prensa en Almería calificó de «gravísimo error» lo dicho por Cifuentes, porque repite lo que ocurre en Cataluña, «que los del territorio del al lado nos roban» y se acaba por dar la razón a quienes «plantean que es mejor ir solo». El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, no quiso pronunciares.

No obstante, la propia Cifuentes salió anoche al paso de la polémica y pidió públicamente disculpas. «Si alguien se ha sentido ofendido pido disculpas porque, ni era mi intención, ni desde luego era eso lo que lo estaba haciendo», expresó la presidenta madrileña. Cifuentes calificó de «mezquino» que se quiera sacar de contexto sus afirmaciones, porque «siempre he defendido no solamente Andalucía sino la solidaridad entre las regiones».

«Por parte del PSOE- A y por parte del Gobierno de Andalucía se ha creado y se ha inflado de manera artificial una polémica que es falsa completamente», dijo. «El victimismo a algunos políticos les funciona bien, se está queriendo crear un enfrentamiento que no es tal, la comunidad de Madrid somos de acogida, para nosotros los andaluces no son ajenos, son parte de nosotros mismos porque yo creo que la mitad al menos de los madrileños tenemos familia y raíces en Andalucía», concluyó. Y agregó: «Me parece que España es una nación, el dinero no es ni de los madrileños ni de los andaluces ni de los catalanes; es de todos y aquellas regiones que estamos o mejor gestionadas o que tenemos más posibilidades económicas tenemos la obligación de ayudar a las otras.

Mientras la presidenta de la Junta volvió ayer a la carga y manifestó su desencanto con Cifuentes, quien creía que «era diferente», pero «al final les sale el clasismo». Díaz aludió a la foto de Cifuentes en el desfile del Día de la Hispanidad y dijo: «Hacen patriotismo de boutique y se ponen bajo paraguas de España pero después hacen un discurso que va contra España».