Diario Sur

Los rectores reclaman garantías al negociar la nueva financiación

sevilla. El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, inició ayuer los contactos con los rectores de las diez universidades públicas de Andalucía, en una reunión en la que comenzó a a bordar el nuevo modelo de financiación que se quiere poner en marcha para el próximo curso.

Los rectores trasladadron a Economía la necesidad de cerrar correctamente el anterior marco, en el que se les adeuda 228 millones de euros, y buscar un acuerdo para solventar la deuda de modo que estas cantidades puedan ser utilizadas para nuevos proyectos, según indicó la Consejería

Asimismo, las universidades reclamaron al consejero que se garantice la ejecución presupuestaria de 2016 en los fondos que les afectan y que la Administración concluya las tramitación de las justificaciones de proyectos de investigación, en especial para desbloquear su participación en nuevas convocatorias.

Ramírez de Arellano informó también de la puesta en marcha del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020. Explicó que desde 2017 las universidades dispondrán de una partida de gestión directa, dentro de la financiación básica, que el año próximo será de 71 millones de euros, tanto para el funcionamiento de los grupos de investigación como para contratos a jóvenes investigadores, a los que destinarán más de 60 millones de euros.

Junto a ello, el Gobierno andaluz está ultimando la Orden de las bases reguladoras de ayudas e incentivos a la investigación, la innovación y la transferencia, que se publicará antes de final de año y que regulará las diferentes convocatorias.