Susana Díaz saca pecho por el logro del PSOE de frenar la Lomce en el Congreso

Susana Díaz, ayer en una feria de innovación destinada a los ayuntamientos de la provincia sevillana. :: Julio muñoz. efe
Susana Díaz, ayer en una feria de innovación destinada a los ayuntamientos de la provincia sevillana. :: Julio muñoz. efe
  • «Al PP se le acabó el absolutismo», afirma la presidenta andaluza, quien incrementa cada día sus alusiones a la política nacional

Susana Díaz sacó ayer pecho del primer paso para tumbar la ley educativa de Mariano Rajoy (Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa, conocida por sus siglas Lomce) a instancias del PSOE en el Congreso. Primero en su cuenta de Twitter y luego en declaraciones a los periodistas, la presidenta de la Junta celebró en primera persona la votación contra una ley «que ha hecho tantísimo daño a los ciudadanos».

El Gobierno de la Junta ha sido desde el primer momento que fue anunciada en 2012 contrario a esta norma. De hecho Andalucía y Cataluña fueron las primeras comunidades en formalizar en 2014 ante el Tribunal Constitucional un recurso contra la llamada ley Wert, en alusión al ministro que la elaboró. Aún así, las expresiones de satisfacción de la presidenta andaluza ayer por la votación de toda la oposición a la proposición de ley socialista para frenar las reválidas como paso previo a tumbar la ley, tienen mucho que ver con un papel cada vez más evidente, el de oposición a Mariano Rajoy implicándose cada día más en asuntos de la política nacional.

Un papel que Díaz ha ejercido muchas veces, pero que ahora adquiere mayor relieve por doble motivo: Porque de esta forma el PSOE hace olvidar a sus militantes y votantes enfadados por facilitar el Gobierno del PP con lo que Díaz volvió a llamar ayer una «oposición útil y constructiva».

«Desde la oposición vamos a revertir las nefastas políticas de Rajoy», se apresuró a escribir en la red social. Y también para mejorar su propia imagen por haber sido artífice de esa abstención. Díaz entra de lleno en la estrategia orquestada por ella y la Gestora para que al PSOE se le vuelva a ver por la ciudadanía como alternativa al PP. Pero sus palabras son también acogidas como una demostración de que ya ejerce como aspirante a liderar esa oposición a Mariano Rajoy. «Al PP se le acabó su absolutismo. Se tiene que enterar de que tiene que gobernar de otra manera porque ya no tiene mayoría absoluta», enfatizó.

Díaz no va a eludir ningún asunto nacional. Prueba de ello que también entró en la controversia generada sobre la posición del PSOE ante la propuesta del PP de que el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz presida la comisión de Asuntos Exteriores. «Lo que se pretendía con este nombramiento era violentar el acuerdo con el resto de las fuerzas políticas y eso no era de recibo», respondió después de que el grupo socialista dijera primero que se abstendría y luego que votaría en contra si el PP no propone otra persona, ya que Fernández fue reprobado por toda la oposición.

Susana Díaz eludió pronunciarse, sin embargo, sobre las medidas disciplinarias a los diputados insumisos que votaron en conra de la investidura de Rajoy. Dijo confiar en la decisión de la dirección del grupo parlamentario porque está convencida de que lo hará de «manera sosegada, con diálogo, con acuerdo y abriendo el nuevo tiempo» de los socialistas en el Congreso.

Un nuevo tiempo que, insistió, en señalar al PSOE, debe servir «para hacer lo que tiene que hacer, como ocurrió ayer (por el martes), que es ayudar a la gente con iniciativas como la paralización de la Lomce, que lideró el PSOE y que hoy es una magnífica noticia para todos los estudiantes y sus familias»

La presidenta andaluza no tiene previsto asistir hoy a la apertura de la legislatura por el Rey, si bien anoche acudía al estreno en Madrid del documental homenaje al cantaor Enrique Morente, 'Omega'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate