Diario Sur

La Junta acoge esperanzada la flexibilidad del objetivo de déficit

El anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy acerca de una próxima flexibilización del objetivo de déficit ha sido acogida con prudencia en la Junta de Andalucía, cuya presidenta, Susana Díaz, dio la bienvenida a una medida que, a falta de conocer en detalle, acabará con un reparto «injusto y arbitrario», porque «si hay más oxígeno, éste tiene que llegar a las comunidades autónomas».

No obstante, fuentes de la Consejería de Hacienda dijeron que se trata de un anuncio muy indefinido y que hasta que no se convoque el consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se espera para la semana próxima, no podrá darse nada por seguro. La duda está en si se va a pasar del 0,1% al 0,5% en 2017 o si se establece una nueva senda. Cada décima de objetivo viene a suponer 140 millones de euros más de los que podrá disponer la comunidad. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero celebró que la comunidades participen del mayor margen que ha dado Bruselas, pero criticó la « opacidad» acerca de cómo quedará el reparto. Ll Junta siempre ha estado en desacuerdo al considerar que la Administración Central se reserva la mayor parte del objetivo. « No nos conformamos con el 0,5%» dijo y reclamó que las dos décimas que ha dado Bruselas vayan a las comunidades autónomas para mejorar los servicios públicos, « lo importante no es quién ajusta, sino quién se beneficia», apuntó, o que una décima vaya para las regiones y otra para Seguridad Social y sostenimiento de las pensiones. Rajoy ahora tiene que negociar, «no puede hacer de su capa un sayo».

Montero rechazó la anunciada reunión bilateral Gobierno-Generalitat de Cataluña y dijo que «el Gobierno andaluz no va a permitir» que cuestiones como la financiación autonómica o política fiscal se resuelva de este modo. Exigió «luz y taquígrafos» para saber « qué se está planteando, a quién y a cambio de qué».

La consejera prometió que la Junta «estará muy atenta y no va a consentir reuniones que vayan a perjudicar a la comunidad autónoma».