Diario Sur

La Junta pide que se reúna la comisión del Senado para las autonomías

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez. :: efe
El portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez. :: efe
  • El Gobierno andaluz pone a prueba la voluntad de diálogo de Rajoy para tratar sobre la Ley de Dependencia

Para «comprobar si hay voluntad de diálogo real o es de boquilla» por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Ejecutivo andaluz acordó ayer pedir la convocatoria «urgente y extraordinaria» de la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado. A ella quiere llevar la incidencia de los recortes del Gobierno central en el sistema de atención a la dependencia y proponer reformas para el pacto de Estado que la Junta abandera.

El portavoz de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, aseguro que la comunidad ha dejado de percibir 508 millones de euros entre 2012 y 2016 y 10 millones más por el pago de la teleasistencia avanzada para unas 20.000 personas en situación moderada. Con esta deuda se podría haber atendido a 105.000 personas, aseguró, y relató el histórico de reclamaciones: mejora de la financiación, con la pérdida actual de mil millones anuales, reunión de la Conferencia de Presidentes y del Consejo de Política Fiscal y Financiera, ademas de expresar la preocupación por la reforma de las pensiones de viudedad, sobre la que dijo que Andalucía «estará vigilante».

Vázquez planteó la petición de la comisión senatorial como un pulso a las declaradas intenciones de diálogo de Rajoy y dijo que éste «cuando quiere, habla y pacta, pero por debajo de la mesa» y negó que sea una 'estrategia de confrontación', porque «son peticiones de hace años y años».

También censuró que se sepa ya la fecha del congreso del PP pero no de las reuniones del CPFF y de la Conferencia de Presidentes, señal, dijo, de las prioridades de Rajoy.

En cuanto a dependencia, el Gobierno andaluz asegura que en el conjunto de España, los recortes han supuesto la pérdida de 2.800 millones de euros, así como la eliminación de la cotización a la Seguridad Social de las personas cuidadoras en el entorno familiar. Esto lleva a las comunidades autónomas a cargar «a pulmón» con la mayor parte del esfuerzo, pues Madrid aporta ahora mismo menos del 22%, cuando debía sufragar el 50% del sistema.

La Junta destina a atención a la dependencia más de 1.160 millones de euros, «cantidad similar a la que anualmente destina el Estado para todo el país, 1.250 millones», y prevé destinar en 2017 un 2,5% más, hasta los 1.188 millones, para incorporar a 65.000 nuevos beneficiarios.

La propuesta andaluza incluye un calendario de comparecencias de los máximos responsables estatales y autonómicos en la materia, así como en el establecimiento de un sistema de financiación que permita a las comunidades cumplir con sus obligaciones.

Sin embargo el PP-A rechazó estas cifras y dio otras cifras diferentes. Ana Mestre aseguró que la Junta que el Estado aporta para dependencia 867 millones frente a 300 millones del gobierno andaluz y pidió a éste que «deje de mentir y de utilizar a los más vulnerables para hacer oposición desde Andalucía».

La vicesecretaria de política municipal y empleo aseguró que «los expedientes se quedan en el cajón y por eso uno de cada tres españoles en lista de espera es andaluz», pues Andalucía es la comunidad con más lista de espera y la única en la que bajan los beneficiarios de dependencia.