Diario Sur

El PP asegura que les «duele» lo que se conoce de la 'Operación Nazarí'

  • Juanma Moreno pide a la Justicia que acelere el dictamen sobre el exalcalde Torres Hurtado

El Partido Popular había guardado un significativo silencio desde que se levantara el secreto de sumario de la 'Operación Nazarí', un caso que les costó perder la alcaldía de la capital. No fue hasta ayer, a preguntas de la prensa, cuando el partido ha hecho su primera valoración. Y fue a través del secretario provincial del partido, Santiago Pérez.

Pérez anunció ayer que el Partido Popular estudia personarse en el caso de la 'Operación Nazarí', que investiga una supuesta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada, al considerarse «perjudicado» por una causa por la que «perdió la alcaldía más importante de la provincia» y en la que no cree que se sumen como investigados los actuales concejales.

Pérez defendió la «honestidad» y «trayectoria intachable» del partido ante unos hechos -en relación al sumario del caso- que «duelen» y «sorprenden» en el seno de la formación. Si en el partido hubieran sabido «lo que estaba pasando», en caso de que se confirme esta trama corrupta, «hubieran tomado medidas» y afirmó que el entonces concejal y actual presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, no «estaba en los entresijos del Ayuntamiento», especialmente en lo referido al urbanismo.

«Sebastián Pérez se ha dedicado al partido, a la parte institucional de la Diputación (...) no podemos pedir responsabilidades a alguien que sabemos que no era su cometido», agregó el secretario general, al tiempo que negó que existan «bandos» dentro de la formación, como se ha llegado a insinuar por parte de testigos en la 'Operación Nazarí'.

Porsuparte el presidente del PP-A, Juanma Moreno, dijo que espera que la Justicia dictamine «lo antes posible» si el que fuera alcalde 'popular' de Granada José Torres Hurtado tiene «algún tipo de responsabilidad penal» en relación a los delitos que se le imputan en el marco de una supuesta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de la capital.

Tras el levantamiento del secreto del sumario se ha conocido el atestado de la Policía Nacional que asegura que en el Ayuntamiento granadino existía una «verdadera organización criminal» en la que presuntamente figurarían el exalcalde Torres Hurtado, en cabeza, la concejala de Urbanismo Isabel Nieto y el funcionario Manuel Lorente, además de un grupo de tres empresarios que tenían hasta 13 empresas. Tras diez meses de pesquisas, la investigación de la jueza María Ángeles Jiménez, titular del Juzgado nº2, establece que la supuesta trama habría costado 20 millones de euros a la ciudad a base de «imponer criterios no acordes la legalidad urbanística» para lograr que convenios que siempre beneficiaban a los mismos empresarios y familiares de los investigados.

El sumario recoge no obstante la declaración del exalcalde al respecto, quien aseguró que «nunca jamás» hubo en el Ayuntamiento un acuerdo para beneficiar a promotores inmobiliarios: «No participo en ninguna decisión urbanística. No h recibido a ningún empresario que tuviera licitación por resolver.No he influido en ningún funcionario. Los conozco poquísimo». Respecto a cómo ha podido acumular un sustancioso patrimonio, cinco pisos en Granada, un apartamento en Marbella, una casa en Ogíjares, el exalcalde de asegura que «soy muy tacaño, soy del puño cerrado».