Diario Sur

El Parlamento prohíbe el uso de sus espacios para actos de los partidos

  • La decisión acordada por todos los grupos se produce después de que Podemos celebrara un debate entre las candidatas de las primarias en una de sus salas

La Mesa del Parlamento de Andalucía ha acordado prohibir el uso de los espacios atribuidos a los grupos en la Cámara para actos de los partidos, que califica de «uso indebido», y otorga al presidente de la institución, Juan Pablo Durán, la adopción de las medidas oportunas, incluido el desalojo.

Así lo recoge un acuerdo adoptado este miércoles por la Mesa del Parlamento de Andalucía, al que ha tenido acceso Efe, después de que Podemos Andalucía decidiera celebrar en las instalaciones del grupo el debate entre las tres candidatas a la Secretaría General de este partido, un acto que se trasmitió en directo por internet.

El mismo día del debate, la Presidencia mostró su disconformidad con esta decisión y crítico que Podemos no había comunicado formalmente la decisión, de la que tuvo conocimiento por los medios de comunicación. Ahora la Mesa del Parlamento, en la que están representados todos los grupos, ha resuelto que «nunca los locales y medios materiales otorgados a los grupos pueden usarse para actividades o fines distintos a los relacionados con su actividad parlamentaria». «Esto -recoge el acuerdo- supondría conculcar y vulnerar» lo establecido en el Reglamento del Parlamento de Andalucía.

Además de recordar que en los últimos meses se han realizado actividades que «conculcan este principio», la Mesa insiste en que se trata del «uso indebido» de los medios y locales asignados a los grupos.

Para evitar que vuelva a ocurrir, el acuerdo prohíbe esta utilización «ajena» a la actividad parlamentaria y refleja que en caso de que vuelva a repetirse la situación el presidente del Parlamento, Juan Pablo Duran, previa advertencia a las personas responsables, podrá adoptar cuantas medidas considere oportunas, incluido en su caso el desalojo.

El órgano de gobierno de la Cámara andaluza esgrime asimismo el artículo 25, apartado primero, del Reglamento que establece: «El Parlamento pondrá a disposición de los grupos parlamentarios locales y medios materiales suficientes y les asignará, con cargo a su presupuesto, las subvenciones necesarias para cubrir sus gastos de funcionamiento».