Diario Sur

La consejera catalana Bassa pone de acuerdo a todos los grupos contra ella

La consejera catalana de Asuntos Sociales y Familia, Dolors Bassa, logró poner de acuerdo a todos los grupos políticos del Parlamento andaluz. Bassa hizo unas declaraciones en la Cámara catalana, en respuesta al grupo de Ciudadanos, acusando al Ejecutivo andaluz de «mirar a otro lado» y de no atender a los «niños de la cola» (menores que inhalan sustancias), en relación con los menores inmigrantes no acompañados, «lo que hace que los jóvenes vayan a Cataluña».

Al final de la tarde, los grupos del Parlamento andaluz acordaron una declaración institucional en la que acusan a Bassa, de «falta de rigor y respeto a la infancia y concretamente hacia los menores extranjeros no acompañados». También califican de de «intolerable» lo que consideran una «intromisión» de Bassa, consejera de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) con unas declaraciones que además consideran «xenófobas y ofensivas para los menores y atentan contra la solidaridad social que debe existir entre todas las comunidades de España».

«Desde el Parlamento de Andalucía instamos a los grupos políticos de otras Comunidades Autónomas y, concretamente, a ERC, a respetar la autonomía política y de gestión de esta Comunidad Autónoma, referente en materia de protección de menores y donde se atienden todos y cada uno de los casos, respetando los Derechos de la Infancia y el interés superior de los menores».Los grupos subrayan en el texto que «en ningún caso», Andalucía se desentiende ni mira para otro lado «en una realidad que nos es muy cercana».

La consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, recordó, indignada, que en la actualidad se atienden a 821 menores no acompañados que residen en centros especializados de Andalucía. «Ni Cataluña ni Andalucía se merecen dirigentes públicos como Dolors Bassa», manifestó el presidente y portavoz del grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín.