Diario Sur

Susana Díaz exigirá a Trump lo mismo que a Obama para las bases de Morón y Rota

  • Los trabajadores de la base de la localidad sevillana temen que el triunfo del magnate impulse nuevos recortes de personal

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aseguró ayer que su Gobierno exigirá a Donald Trump «lo mismo» que a su antecesor, Barack Obama, en relación con las bases de Rota y Morón y que es «el cumplimiento con los trabajadores españoles» y con estos municipios.

«Vamos a exigir lo mismo que le exigíamos a Obama: el cumplimiento con los trabajadores españoles de las bases y con los municipios de Rota y Morón y de toda la comarca del entorno», dijo en declaraciones a los periodistas en Sevilla al ser preguntada sobre las repercusiones que puede tener para Andalucía la victoria de Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses.

«Si están aquí y además han ampliado, como así ha sido, el trabajo en esas bases, tiene que ampliarse también la carga de trabajo para los empleados españoles tanto en la base de Rota como en la de Morón», ha recalcado.

Para la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, la victoria de Trump es «una mala noticia para la convivencia y la tolerancia en el mundo».

«Todos debemos recapacitar y aprender una lección», ha proseguido Díaz, que ha llamado la atención sobre el hecho de que «quienes le han felicitado y más se han alegrado han sido los de la extrema derecha europea, encabezada por la señora Le Pen».

Por ello, hizo un llamamiento a todos los que se sientan «progresistas» para que sean conscientes de «la necesidad de liderar una amplia mayoría en Europa capaz de defender un mundo más respetuoso, más habitable y más sensible».

«Porque es evidente que el populismo, sea cual sea la forma en que se manifieste -el brexit o la extrema derecha en Francia, Holanda o Alemania, o el triunfo de Trump- nos debe hacer a todos reflexionar para buscar las alianzas suficientes y una gran mayoría social que defienda nuestros valores e ideas», ha convenido.

Poco después de las declaraciones de la presidenta, el comité de empresa de Vectrus, la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, mostró su «preocupación» ante la victoria del republicano Donald Trump, al temer que el desembarco de una figura «de talante xenófobo y populista de derechas» derive en nuevas reducciones de la plantilla española de la base, en favor de los militares y empleados estadounidenses.

José Armando Rodríguez (UGT), presidente del comité de empresa de la base de Morón, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha manifestado a Europa Press que los trabajadores españoles de la base de Morón han vivido con «desánimo» y «preocupación» el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.