Diario Sur

Juanma Moreno, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, líderes de PP-A, Podemos e IU. :: sur
Juanma Moreno, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, líderes de PP-A, Podemos e IU. :: sur

Toda la oposición enmendará a la totalidad los Presupuestos de la Junta

  • Podemos suma su petición de devolución del proyecto a las de PP-A e IU y el PSOE les critica por querer a Andalucía sin cuentas públicas

Mañana miércoles el Parlamento celebra el debate general de los Presupuestos andaluces. Durante el mismo la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, se tendrá que enfrentar a tres enmiendas de totalidad, presentadas por PP-A, Podemos e IU. El apoyo de Ciudadanos le garantiza superar el trámite con comodidad, pero el hecho de que se hayan presentado estas tres enmiendas al conjunto del proyecto demuestra que pese a los tanteos iniciales y las ofertas públicas, las cuentas andaluzas llegan un año más a la Cámara sin consenso.

A las dos enmiendas de totalidad ya anunciadas se sumó ayer Podemos, que la pasada semana dijo no descartarla. Carmen Lizárraga, presidenta del grupo parlamentario, aseguró en rueda de Prensa que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se había negado a reunirse a negociar con Podemos la confección del Presupuesto.

Las discrepancias fundamentales del partido morado con el proyecto elaborado por la Junta se centran en que «no revierte los recortes» llevados a cabo en sanidad y educación desde el año 2010, indicó la diputada. En cambio, ha aumentado del pago de la deuda pública, hasta 4.162 millones en 2017.

Lizárraga asegura que Andalucía se mantiene como la comunidad con menor inversión sanitaria del país.

Los presupuestos, agregó, fallan al no solucionar la situación económica de los ayuntamientos y tampoco avanzan hacia un empleo de mayor calidad ni dan un impulso al tejido productivo andaluz, al no apoyar a pymes y autónomos.

Podemos objeta también a las medidas fiscales contenidas en el proyecto. Suponen, dijo la parlamentaria, el mantenimiento de un sistema regresivo e injusto en vez de ganar en equidad.

La presidenta del grupo parlamentario reclamó que se incluya en el Presupuesto la renta básica, que consideró clave para luchar contra la pobreza y para dinamizar el consumo.

Por su parte Antonio Maíllo, líder andaluz de Izquierda Unida, registró ayer la enmienda de totalidad con propuesta de devolución de su grupo en el Parlamento, así como la relación de comparecencias de organizaciones y entidades que quiere que participen en el debate del presupuesto.

Entre ellas, Maíllo pide que acuda la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía, «porque tienen mucho que decir para impugnar el mensaje triunfalista de un gobierno que vende humo», ya que se han quejado por la financiación que el Presupuesto prevé para las universidades.

Maíllo argumentó su enmienda en que el Presupuesto tiene «más agujeros que un queso gruyere», entre ellos 245 millones de recursos propios por no luchar por un nuevo modelo de financiación, por la previsible afectación de los 5.500 millones de recortes que ha de ejecutar el Gobierno central, o por la falta de recursos para ayuntamientos.

Devolución

Por su parte el secretario de organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, censuró que los tres grupos «en lugar de ponerse a trabajar, partida a partida, porque los ingresos son los que son» plantean enmiendas de totalidad e intenten la devolución, es decir que la comunidad se quede sin presupuestos.

«Si no hubiéramos llegado a un acuerdo con C's no habría presupuestos en Andalucía», dijo, y defendió el carácter social de las cuentas públicas andaluzas, con un 84,4% para inversión en sanidad y educación, 700 millones de incremento para las dos consejerías.

Cornejo ofreció «diálogo y entendimiento» a los demás grupos y criticó al que llamó el «binomio» PP-A y Podemos, los «extremos» que han vuelto a coincidir en la presentación de las enmiendas a la totalidad, una actuación que consideró «demagógica» porque no entra en el contenido del proyecto.

Juan Marín, portavoz andaluz de Ciudadanos, aseguró ayer que gracias a su formación «hoy por hoy» Andalucía no es la región «en la que se pagan los impuestos más altos de España».

Andalucía «seguirá en la senda de la estabilidad y del crecimiento» con el «apoyo que daremos a los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma», que intentarán «mejorar»en el periodo de enmiendas, dijo en una visita a la cooperativa cordobesa Covap. Ante ellos destacó en especial el apoyo a autónomos y emprendedores y la reforma del Impuesto de Sucesiones ya en vigor.