Diario Sur

Primera operación en un hospital público de Andalucía a un transexual para feminizar su voz

Imagen de archivo de una sala de operaciones.
Imagen de archivo de una sala de operaciones.
  • La intervención se ha llevado a cabo en el hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, y pretende mejora la atención a dicho colectivo, ayudándoles a mejorar su autoestima y a superar marginaciones sociales

El hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, ha realizado esta semana, por primera vez, una glotoplastia de Wendler, técnica quirúrgica que permite feminizar la voz a transexuales, según ha informado a Efe el director de la unidad clínica de Otrorrinolaringología de este centro, Francisco Esteban.

El doctor Esteban Ortega, catedrático de Otorrinolaringología en la Universidad de Sevilla, ha destacado que el Virgen del Rocío pasa a ser uno de los "escasísimos" centros hospitalarios públicos españoles que incorpora esta prestación a su cartera de servicios.

Esta operación, mínimamente invasiva y que se realiza endoscópicamente, se practicaba hasta ahora en Andalucía únicamente en un centro privado de Marbella, donde se ha intervenido a una decena de pacientes, pero con un importante coste económico para los afectados.

La glotoplastia de Wendler consiste, básicamente, en una desepitelización (raspado) del tercio anterior de las cuerdas vocales que generan los sonidos más graves, la posterior sutura de la zona afectada y la vaporización de la cara superior de ambas cuerdas con láser.

Posteriormente se evalúa el nuevo tono de la voz para comprobar que ha aumentado su tono.

En opinión del doctor Esteban, la incorporación de esta prestación a la cartera de servicios de la sanidad pública andaluza mejora la atención al colectivo transexual, que suele someterse a sucesivas intervenciones quirúrgicas, tanto de sus órganos reproductores como estéticas, y le ayuda a mejorar su autoestima y a superar marginaciones sociales.

Ha explicado que esta operación, que culmina diversos análisis y, en ocasiones, tratamientos endocrinos previos del paciente, se aborda ahora con relativa facilidad gracias a los avances tecnológicos y profesionales logrados por la Otorrinolaringología en los últimos años.

De hecho, la técnica de la glotoplastia de Wendler ya se ha visto mejorada desde su primera aplicación por nuevas aportaciones, como se ha puesto de relieve en un reciente congreso de esta especialidad celebrado en Sevilla.

Junto al cirujano otorrinolaringólogo, en este proceso participan también activamente endocrinos y logopedas, tanto en el estudio preoperatorio como en la recuperación tras la intervención quirúrgica, pues requiere de unos diez días de reposo vocal absoluto y de tratamiento de rehabilitación logopédica.

La glotoplastia de Wendler no se practica exclusivamente en transexuales, sino que también se aplica a mujeres que por haber sufrido patologías androgénicas adoptan un tono de voz más grave.

En algunas ocasiones, la intervención para feminizar la voz de transexuales se acompaña de otra operación para reducir el resalte en la piel de la denominada Nuez de Adán, por cuestiones estéticas, pues no influye en la voz, según ha explicado.

El doctor Esteban Ortega ha destacado que la incorporación de esta técnica a la unidad clínica de Otrorrinolaringología del Virgen del Rocío confirma a este servicio como uno de los más completos y potentes de la sanidad pública española en esta especialidad.

Dotado hasta hace poco con 24 facultativos y ocho médicos residentes, este servicio no sólo ofrece prestaciones para patologías raras, algunas de ellas no tratadas en la mayoría de hospitales públicos, sino que acumula más de 2.500 intervenciones al año -doscientas de ellas, oncológicas- o atiende a unas 50.000 consultas externas.

Por ello, la incorporación de la glotoplastia de Wendler aumenta la especialización de este servicio y su capacidad de abordaje de nuevas prestaciones que, en este caso, no se espera que generen una elevada demanda dado el escaso número de interesados en la feminización de su voz.