Diario Sur

Moreno cree que los Presupuestos andaluces son «el cuento de la lechera»

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, cree que los Presupuestos de la Junta son «el cuento de la lechera, donde se hacen unos planes sobre otros anteriores fracasados». En una primera valoración de las cuentas públicas andaluza que ayer entregó al Parlamento andaluz la consejera de Hacienda, el líder del PP-A pidió diálogo a la presidenta Susana Díaz para incorporar propuestas de su partido.

La primera de ellas, una reducción de los altos cargos y del personal de confianza en la administración, así como de los alquileres de la Junta «y todos esos conceptos englobados en la partida 'otros gastos' del presupuesto, donde cabe todo el conglomerado socialista de los últimos 35 años. En este sentido, afirmó que «estamos cansados de cientos de dirigentes que están en el PSOE con el único objetivo de utilizar las instituciones y recursos de los andaluces en beneficio del PSOE».

Moreno insistió en pedir una bajada «real» de los impuestos en Andalucía tras la «minireforma» aprobada por la Junta «después del éxito de la campaña puesta en marcha por el PP» del impuesto de sucesiones, y reclamó un recorte del IRPF.

Dificultades

Por su parte el coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, consideró que el proyecto es «un ejercicio propagandístico» que duda que pueda soportar el trámite parlamentario.

En un primer análisis, en Córdoba, Maíllo señaló contradicciones y reclamó que se aclaren, calificando las cuentas de «unos presupuestos que no se merece Andalucía, en los que el PSOE renuncia al pleno empleo y la justicia social».

Así, dijo que «la propuesta del presupuesto solamente se ha circunscrito a un marco de grandes cifras económicas sin consideración social», sin tener en cuenta a «la Andalucía del desempleo juvenil, de la precariedad y la resignación» y sin posibilidad de abordar «la transformación de la economía andaluza».

Aseguró que el Gobierno andaluz «hace una renuncia de ingresos de 245 millones de euros» por la modificación del impuesto de sucesiones y de la reducción del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

También calificó como «otra cuadratura del círculo» decir por una parte que es un «presupuesto de crecimiento» cuando la ley de estabilidad presupuestaria, va a imponer un recorte de 5.500 millones de euros en los próximos Presupuestos del Estado.