Diario Sur

El vicepresidente Manuel Jiménez Barrios.:: EFE/Julio Muñoz
El vicepresidente Manuel Jiménez Barrios.:: EFE/Julio Muñoz

La Junta quiere «obligar a pactar» a Rajoy al gobernar en minoría

  • El vicepresidente Jiménez Barrios asegura que «se abre una oportunidad extraordinaria» para arrancar concesiones

Hacer de la crisis una oportunidad, tras la abstención socialista, parece ser la máxima del Gobierno de Andalucía, o así lo quiso hacer ver ayer el vicepresidente de la Junta y consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, que considera que ahora que Mariano Rajoy y el Partido Popular tendrán un gobierno en minoría es el momento de «obligarle a pactar para resolver los déficits que Andalucía arrastra desde hace mucho tiempo».

El 'número dos' del Ejecutivo de Susana Díaz considera que al haber perdido el PP la mayoría absoluta de que gozaba en Madrid se abre la oportunidad de arrancarle concesiones. «Buscaremos los acuerdos necesarios para satisfacer a Andalucía en este contexto político de minoría del gobierno del PP», dijo

Para Jiménez Barrios «tendremos difícil explicar» el no conseguir «entre todos» aprovechar la situación de gobierno en minoría y consideró que «se abre una oportu nidad extraordinaria», porque Mariano Rajoy se verá « obligado a buscar pactos y Andalucía tiene más de nueve millones de habitantes y un peso político, económico y social que va a ejercer por derecho propio».

La Junta va a abrir esa ventana de oportunidad, aunque en el fondo reconozca que duda de la flexibilidad de Rajoy. El vicepresidente enunció «la agenda propia preparada para ponerla en la mesa del Gobierno entrante» y que contiene un conjunto de temas: nueva financiación autonómica, convocatoria de la Conferencia de Presidentes, aumento de la aportación de la Administración Central a la dependencia, que en un 80% es soportada por el Gobierno autonómico, y añadió una petición nueva, la urgencia para las inversiones de los corredores ferroviarios. En este sentido, el vicepresidente dijo que «hay que resolver definitivamente la comparación con la inversión del corredor ferroviario, porque no puede ser que se plantee la inversión de 6.500 millones de euros en el corredor del levante español y sólo 52 en la Algeciras-Bobadilla».

El vicepresidente andaluz aprovechó su comparecencia, para presentar los presupuestos en la provincia de Cádiz, para lanzar un mensaje, ante la difícil situación de su partido en el Congreso: «Les garantizo que el PSOE seguirá ejerciendo su labor de principal partido de la oposición». Arremetió contra Podemos , porque « lo que pudimos ver en el debate es que Rajoy está muy cómodo con Podemos, se gastan bromas porque se siente muy cómodo», mientras que «sí se preocupó por las propuestas y el análisis del Partido Socialista, dirigido a la utilidad de las personas».

Dijo que dada la minoría del PP, «el PSOE junto con otras fuerzas p llevará al presidente Rajoy a pasar ante una comisión de investigación sobre la corrupción en España, cosa que no podríamos hacer si tuviese una mayoría absoluta». También aprovechó para llamar la atención sobre dónde se van a situar las demás fuerzas, y en especial Podemos, en el debate sobre la financiación autonómica y dijo que «frente al populismo, la protesta y la pancarta, el PSOE va a demostrar su utilidad como siempre ha hecho el partido en los momentos históricos y este es uno de ellos». Por último, respondió al diputado de ERC Gabriel Rufián: «si lo que buscaba era herirnos, lo que ha provocado es la unidad de todos los socialistas».