Diario Sur

La Junta mantiene «vivas» sus reclamaciones tras la abstención

La agenda política nacional pesa también en la acción del Gobierno andaluz, que ayer aseguró que «mantiene viva» su lista de reivindicaciones ante el Gobierno de Mariano Rajoy. Por si hubiera dudas acerca de la posición política del Ejecutivo de Susana Díaz, principal impulsora de la abstención que hará posible la investidura del presidente del PP, el portavoz andaluz, Miguel Ángel Vázquez, situó en primer lugar el cambio de modelo de financiación autonómica y aseguró que hay margen para «revertir» las leyes del PP que «tanto daño han hecho» a los ciudadanos , como la reforma laboral, la ley mordaza o la Lomce, que es lo que quiere, recalcó, un «gobierno progresista y socialista» como es el andaluz.

Vázquez consideró que «es bueno que haya un gobierno para que podamos acometer reformas para beneficiar a la mayoría de los ciudadanos» a través de iniciativas parlamentarias.

El portavoz puso como primera tarea la reforma de la financiación autonómica, pendiente desde 2014, e insistió en que Andalucía pierde cada año mil millones por este mal sistema. «No puede ser que un ciudadano del País Vasco tenga por habitante 1.500 euros al año, y un andaluz, poco más de 1.000», dijo, para urgir un cambio y la celebración de una conferencia de presidentes, como ha pedido Susana Díaz.