Diario Sur

Juanma Moreno, ante el reto de ampliar la cuota andaluza en el futuro Gobierno de Mariano Rajoy

Juanma Moreno, durante un reciente acto, entre Loles López y Carmen Crespo. :: sur
Juanma Moreno, durante un reciente acto, entre Loles López y Carmen Crespo. :: sur
  • Báñez se da por segura, Montoro seguirá si quiere y los ex alcaldes de Córdoba y Jaén y el delegado del Gobierno pueden ser secretarios de Estado

Se acelera la dinámica para la formación del Gobierno de España, que este lunes podría ser anunciado por Mariano Rajoy , y se agitan las expectativas en el PP andaluz de lograr una cuota de presencia que corresponda a la importancia de la comunidad autónoma y del partido andaluz en el conjunto nacional.

Tras una investidura exprés, que busca recuperarse del impasse de un año en funciones, la formación de Gobierno no va a coger de sorpresa al presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, que mueve sus influencias en Moncloa para conseguir una cuota de poder para el PP andaluz superior a la que gozaba hasta ahora. Moreno esgrime su triunfo en la comunidad en las elecciones generales del 26 de junio, cuando rompió la racha de triunfos en las urnas de la presidenta y secretaria general socialista, Susana Díaz, y superó al PSOE-A en tres escaños, 23 frente a 20. Un «surpaso», según dijo entonces el presidente popular andaluz, quien recibió en la junta celebrada en la sede nacional de su partido, en la calle Génova, reconocimientos por su triunfo y su aportación al resultado nacional.

Las quinielas que circulan entre los cuadros del PP-A coinciden en mantener en el futuro Gobierno de Rajoy a la onubense Fátima Báñez, la autora de la tan denostada reforma laboral. Se apunta la posibilidad de que cambien de cartera y se ocupe de Sanidad, un área clave para las políticas y de especial interés ahora en la estrategia de Juanma Moreno.

También es probable que siga Cristóbal Montoro al frente de Hacienda. Montoro, de perfil más negociador de lo que hace ver en sus intervenciones públicas, mantendría el control de un área fundamental del futuro ejecutivo y es cuota andaluza, a pesar de que en las últimas generales la oposición del partido en la comunidad le bloqueó la presencia en las listas electorales regionales y le obligó a entrar en la candidatura madrileña. Montoro seguirá si quiere. Rajoy cuenta con él pero podría rehusar por la dureza de la legislatura pasada.

Aún el PP-A deberá conseguir algún puesto más para mantener la presencia que tenía en el primer ejecutivo de Rajoy, donde también estaba Miguel Arias, ahora comisario en Bruselas.

Aparte de estos dos nombres, todo son quinielas, que no se sabe si buscan apoyar a los aspirantes o «quemar» sus expectativas, dado que Rajoy no comparte con nadie sus notas en este capítulo.

En este sentido, circulan los nombres de Rafael Hernando, diputado por Almería, a quien se consideraría 'cuota Moreno' si logra la cartera, y de Juan Ignacio Zoido. El exalcalde de Sevilla, juez en excedencia y diputado en el Congreso, aspiraría a ocupar el Ministerio de Justicia. En cuanto a otros dirigentes históricos, se descarta la presencia de Javier Arenas y tampoco se da verosimilitud a la idea de que la ex alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, llegue a ocupar un ministerio.

Pero a la vez, Juanma Moreno chequeará su poder en Madrid con los nombres que consiga colocar en el segundo escalón de la Administración, donde la ausencia de andaluces ha sido también clamorosa durante el Gobierno de Rajoy. Apenas él mismo como secretario de Estado de Igualdad. Ahora podrían optar a estos puestos los exalcaldes de Córdoba, José Antonio Nieto, y Jaén, José Enrique Fernández de Moya, y el delegado del Gobierno andaluz, Antonio Sanz