Diario Sur

Juanma Moreno abre un teléfono para recoger denuncias contra la sanidad pública

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, durante la presentación de la campaña.
El presidente del PP-A, Juanma Moreno, durante la presentación de la campaña. / SUR
  • El PP-A pone en marcha una campaña de acciones por todas las provincias y abre una plataforma de firmas en change.org para reclamar mejoras y denunciar recortes

Tras un verano plagado de incidencias y una gran manifestación contra el diseño de las infraestructuras hospitalarias en Granada, el PP-A se suma al debate sobre la sanidad pública con la puesta en marcha de una campaña destinada a denunciar las carencias en el sistema público de salud. El presidente del partido, Juanma Moreno, recoge además la experiencia de la iniciativa a contra el impuesto de sucesiones, «Hereda 100x100» y se propone llevarla por las ocho provincias, con dípticos personalizados con las demandas de cada una de ellas.

Pero lo más original es la creación de un número de teléfono para recoger las denuncias vía Whatsapp, el 686502972. También se ha abierto una campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org y se instalarán mesas para recabarlas en diversas ciudades y en las sedes del partido.

La campaña lleva por título «#PorUnaSanidad10» y busca denunciar que «el socialismo ni invierte en sanidad ni escucha a los profesionales, ni tampoco a la calle».

Según las cifras facilitadas por el presidente del PP-A, Andalucía está por debajo de la media nacional en número de hospitales por cada 100.000 habitantes (0,55 frente a 0,77 de España), y es la última en número de camas hospitalarias (2,5 por cada 1.000 habitantes frente al 3,4 de media nacional) y médicos especialistas (1,4 por cada 1.000 habitantes frente al 1,78 de España). También ocupa los últimos puestos en número de enfermeros especialistas (2,61 por cada 1.000 habitantes frente a 3,04 de media nacional) y en médicos de Atención Primaria (0,72 frente a 0,76).

El manifiesto popular recoge también el recorte de seis mil profesionales en el sector y de un 34% en la temporalidad de los contratos entre los años 2012 y 2016.

Al presentar la campaña, el presidente del PP-A pidió solución para las listas de espera, por el «sufrimiento» que provoca a los enfermos que han de someterse a una prueba diagnóstica o una intervención, y reclamó el fin de los cierre de camas en verano. Muchas de éstas, aseguró, no se ha vuelto a poner en servicio.

La lista incluye la construcción de los centros prometidos, la mejora de la calidad asistencial en pueblos , para que no haya una «sanidad de tercera» y el fin de la subasta de medicamentos.

El secretario de organización del PSOE-A, Juan Cornejo, dijo que «con esta deshonrosa iniciativa, Moreno Bonilla suma a su currículo haber rescatado del baúl del olvido la estrategia del chivatazo» y aseguró que el PP«nunca ha creído en una sanidad pública, universal y de calidad».