Diario Sur

«No es solo la confrontación entre el atril y la pancarta»

«No es algo tan simple como la confrontación entre el atril y la pancarta, pero no podemos aclimatarnos al cargo institucional». «Cuando se llega al Parlamento se está muy fresquito, se cobran buenas dietas, se alimenta el ego, hablamos más con diputados de otros partidos que con los nuestros. Hay que evitar riesgos». «No podemos ser como el PSOE, discutir si votar a mano alzada o en una urna. Eso es una organización política enferma, donde las posiciones políticas dependen de los sueldos».