Diario Sur

Casi siete mil mujeres son víctimas de violencia de género en Andalucía

  • Las denuncias por maltrato se incrementaron un 10,8% en el segundo trimestre del año

Los juzgados andaluces recibieron en el segundo trimestre del año un total de 7.604 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento interanual del 10,8%, sobre las 6.780 denuncias del mismo periodo del año anterior. Los datos dados a conocer ayer por el Observatorio contra la violencia doméstica y de género trazanun cuadro dramático de un fenómeno que no deja de crecer.

Andalucía, con 6.998 mujeres víctimas de violencia de género, presenta una ratio de 16,7 denuncias por diez mil mujeres, por encima de 14 que es la media nacional. Los partes de lesiones recibidos directamente en el Juzgado suponen un 13,7% de las denuncias presentadas; las mujeres que acuden directamente al Juzgado son un 4% y tan sólo un 0,1% de las denuncias se tramitan por familiares.

Los datos agregan que durante el segundo trimestre del año se solicitaron 2.352 órdenes de protección en los diferentes órganos judiciales, todas ellas en juzgados especializados en violencia contra la mujer, menos 190 en juzgados de guardia. El 70% de ellas fueron concedidas en la comunidad, según el Observatorio, por encima de la media nacional, que se sitúa en el 59%.

La presidenta del Observatorio, Angeles Peñalver, mostró su preocupación por la elevada cifra de denuncias y, sobre todo, de mujeresvíctimas de violencia de género y declaró que «asumir como algo normal esas más de treinta y tres mil mujeres que han sufrido en un trimestre la crueldad de la violencia sexista es imposible».

Peñalver censuró que un 15% de las víctimas haya decidido renunciar al proceso: «ello me obliga a insistir en la necesidad de potenciar los recursos sociales y asistenciales a disposición de las mujeres maltratadas, para que ninguna sienta desamparo y soledad en el difícil proceso que se abre tras la denuncia».

El caso de Olivares

La Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Andalucía, que dirige Peñaver, sigue trabajando también en invesrtigar por qué se denegó la orden de protección a Estefany, la joven dominicana asesinada por su marido el pasado domingo en la localidad sevillana de Olivares después de que presentara denuncia en el juzgado tras haber recibido maltrato y de solicitar una orden de protección que la jueza encargada del caso denegó.

Las administraciones implicadas celebraron una primera reunión ayer jueves, sin que se hayan dado a conocer conclusiones. Extraña que ni la jueza ni la fiscalía ni la Guardia Civil que valoró el caso advirtieran riesgos para la mujer, a quien el Ayuntamiento en cambio había ofrecido una casa de acogida.