Diario Sur

Alaya logra reabrir desde la Audiencia de Sevilla la causa por Aznalcóllar

  • Ordena a la jueza de instrucción que requiera un informe a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir

La sección séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha ordenado reabrir la investigación judicial por la adjudicación de la mina de Aznalcóllar, que el juzgado de instrucción numero 3 decidió archivar el pasado mes de noviembre.La ponente del auto ha sido la magistrada Mercedes Alaya, anterior titular del juzgado número 6 y 'azote' de la Junta con el caso ERE.

La decisión judicial se hacía pública coincidiendo con el debate sobre el estado de la comunidad.

La Audiencia admite una de las pruebas solicitadas por Emerita Resources, la empresa que perdió el concurso y que entabló la querella.

Fuentes de la Consejería de Economía indicaron que el auto no afecta a la adjudicación ni suspende la actividad minera que ya se ha iniciado, con la creación de 178 empleos, ni se refiere a desvío de fondos públicos, sino que solo reclama una investigación añadida de índole administrativa, en concreto si se han cumplido el procedimiento de contratación, además de recoger las dudas y descartadas por la jueza sobre la adjudicación, llegando a hablar de posible prevaricación.

La Audiencia pide que la jueza solicite un nuevo informe a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente de la Administración central, informe que según la Junta, ya figura en la causa y que « fue cumplimentado en el plazo record de tres días por un funcionario que fue despedido de la citada CHG un mes después y posteriormente imputado en otra causa penal por estafa procesal, cohecho y negociaciones prohibidas a funcionarios al emitir un informe al margen de todo procedimiento legal o reglamentario para beneficiar a unos empresarios». Se trata de una «consulta de compatibilidad», que puede tardar incluso un año en llevarse a cabo, y sobre el cual la jueza requirió hasta tres veces a la CHG, sin resultados, dice Economía.