Diario Sur

La número dos del PP-A deja la Alcaldía de Valverde del Camino

Dolores López Gabarro, secretaria general del PP andaluz. :: efe
Dolores López Gabarro, secretaria general del PP andaluz. :: efe
  • Dolores López Gabarro, también senadora, se centrará en el trabajo orgánico de su partido cara a las próximas elecciones autonómicas

Dolores López Gabarro, secretaria general del PP andaluz, anunció ayer que dimitirá como alcaldesa de Valverde del Camino (Huelva) para centrarse en el trabajo orgánico de su partido. López Gabarro mantendrá su escaño en el Senado, para el que fue candidata por Huelva en las elecciones generales del 26 de junio.

La número dos del PP andaluz cumple en parte con la consigna dada por el presidente regional, Juanma Moreno, de una persona, un cargo, ya que seguirá como senadora. López sigue una norma no escrita en los grandes partidos andaluces para sus números dos. Antes que ella, Antonio Sanz, secretario general con Javier Arenas, fue senador. También en el PSOE, el número dos de Susana Díaz, Juan Cornejo, ocupa escaño en el Senado.

Fuentes del PP rechazaron ayer que la renuncia de López como alcaldesa sea un gesto para señalar el camino a otros dirigentes, sobre todo cuando en los próximos meses se abran los procesos de renovación de las direcciones provinciales. Es el caso del mismo Antonio Sanz, presidente del PP de Cádiz y delegado del Gobierno en Andalucía, aunque por ahora todavía en funciones.

López Gabarro, licenciada en Derecho y exjugadora de baloncesto, conquistó por primera vez la Alcaldía de Valverde del Camino en mayo de 2011. Fue una victoria significativa en su partido en Huelva, ya que la citada localidad de casi trece mil habitantes y famosa por sus fábricas de botos, había estado gobernada hasta entonces solo por el PSOE.

Javier Arenas la fichó de inmediato para la política regional y en 2012 fue elegida diputada del Parlamento. Al llegar Juanma Moreno a la presidencia del PP-A en marzo de 2014, pensó que el de López era el mejor perfil para la secretaría general por equilibrios territoriales.

La reforma de la Ley Electoral de Andalucía la obligó a decidir entre el escaño del Parlamento y la Alcaldía. Optó por esta y dimitió como diputada como mejor garantía para el PP de conservar un municipio clave en Huelva. Revalidó la mayoría absoluta en mayo de 2015. Un año y cinco meses después ha vuelto a elegir y esta vez sí ha renunciado a la Alcaldía para dedicarse de lleno a la la labor orgánica de su partido cara a las próximas autonómicas.

Como paradoja cabe resaltar las reacciones a su marcha. El secretario de Organización del PSOE de Huelva, Jesús Ferrera, ha acusado a López de lo mismo que ella suele decir de Susana Díaz respecto a la Junta y a sus aspiraciones en la política nacional. «No ha sido una sorpresa porque ha utilizado la Alcaldía como trampolín político para ascender en su partido», dijo.