Diario Sur

La Junta pide al Gobierno que se declare de interés general el trasvase de agua desde Iznájar a la zona norte de Málaga

Un momento de la reunión mantenida hoy con los alcaldes.
Un momento de la reunión mantenida hoy con los alcaldes. / Sur
  • El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha avanzado que están dispuestos a asumir su parte en el coste de las infraestructuras, pero lamenta "profundamente" que la administración central se quiera desentender del problema

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, se ha reunido hoy en Fuente de Piedra con los alcaldes de los trece municipios del norte de Málaga afectados por problemas de suministro de agua potable. Estas poblaciones se abastecen principalmente de acuíferos subterráneos que han van visto disminuido su nivel hidrológico.

En el encuentro, en el que también han participado el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, José Fiscal le ha manifestado a los acaldes el compromiso firme de la Junta de Andalucía para solucionar a corto plazo el problema de abastecimiento llevando a cabo el trasvase de 5hm3 desde el embalse del Iznázar hasta el norte de la provincia de Málaga. El consejero entiende que se trata de la única solución posible en estos momentos, de ahí que haya solicitado al Gobierno central que declare la obra de Interés General.

El titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recalcado que tanto el Estado, como la Junta de Andalucía deben de dar una respuesta ante la carencia estructural acreditada en el tiempo, y que- además- las infraestructuras deben contar también con la colaboración de las administraciones locales, ayuntamiento y Diputación, ya que serán ellos quienes se encargen de gestionar finalmente el recurso y las infraestructuras.

Pese a todo, Fiscal ha avanzado que el compromiso de la Junta es claro, y está dispuesta a asumir su parte en el coste de las infraestructuras. Sin embargo, ha lamentado profundamente que el Gobierno se quiera desentender del problema.

José Fiscal ha remitido ya dos cartas a la ministra de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que han tenido como respuesta la negación de su ministerio a participar en la obra del trasvase. El consejero ha criticado que el Gobierno central se niegue a participar en la inversión de la obra, rechazado toda posibilidad de declarar la obra como de interés general del Estado. Tampoco contempla autorizar vía Consejo de Ministros una transferencia menor de 5 hm3 y remite a la tramitación de una Ley en el Parlamento.

El consejero ha señalado que no se tiene ninguna colaboración del Estado, pese a que el Estado se reserva fondos europeos para abastecimiento que no transfiere a las Comunidades Autónomas. Fiscal ha señalado que hay precedentes similares en Andalucía en los que el Estado ha participado, como en el trasvase Guadiaro-Majaceite, el trasvase Negratín Almanzora, o como se ha dicho la transferencia de 4,99 hm3 desde el Tinto-Odiel -Piadras al Guadalquivir, que se pretende ampliar mediante Ley en 15 hm3 más.

El compromiso político de los pueblos se ha ratificado con mociones en todos los municipios y en la Diputación de Málaga. Se ha aprobado también una Proposición No de Ley en el Parlamento de Andalucía en sesión de 8 de septiembre por la que el Parlamento instaba al Consejo de Gobierno para que a su vez instara al Gobierno de España a aprobar de manera urgente la transferencia de hasta 5 hm3 desde Iznájar hasta los municipios del Norte de la provincia de Málaga, así como que se declaren las obras como de interés general del Estado.

Fiscal sostiene que el trasvase vendrá a mejorar considerablemente estos acuíferos, ya que su explotación se reduciría mejorando así sus niveles, tanto de calidad, como de cantidad de sus aguas.