Diario Sur

Más de 40.000 personas salen a la calle contra la fusión hospitalaria en Granada

  • Los asistentes a la manifestación más multitudinaria en la capital en doce años reclamaron «dos hospitales completos» para la ciudad

Más de 40.000 personas, según la Policía Local, 'tomaron' ayer el centro de Granada para protestar contra la fusión de centros sanitarios derivada de la apertura del Hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) y reclamar a la Junta de Andalucía «dos hospitales completos» en la ciudad. En la manifestación más multitudinaria que ha tenido lugar en ciudad de la Alhambra en los últimos doce años -la más numerosa hasta el momento fue en 2004 por la masacre del 11-M-, los asistentes exigieron una «sanidad pública digna» y una «atención integral sanitaria». Los organizadores denuncian que un solo hospital repartido en centros por especialidades tras la puesta en marcha del nuevo centro del Campus de la Salud obligará a numerosos pacientes a ir de un edificio a otro situados a una distancia considerable.

La única formación política que estuvo ausente en la marcha como tal fue el PSOE. En este sentido, entre la muchedumbre se vio a representantes del PP -caso de su presidente provincial, Sebastián Pérez-, o de IU -el coordinador andaluz de la coalición, Antonio Maíllo-. También hubo responsables de todos los sindicatos, pero unos y otros se mantuvieron en un discreto segundo plano.

En la cabecera de la manifestación sólo había batas blancas y pacientes que portaban una pancarta en la que podía leerse: «Por una sanidad pública digna para Granada. Queremos recuperar nuestros dos hospitales completos». En un lugar central estaba el convocante de la marcha, el médico de urgencias Jesús Candel, que fue aclamado y abrazado como un héroe por decenas de manifestantes. El facultativo se ha hecho célebre en las redes sociales gracias a su alter ego 'Spiriman'.

La marcha partió del antiguo Hospital Clínico, hoy semidesmantelado tras la apertura del Hospital del PTS. En este último centro sanitario aún trabajan los integrantes de los servicios de Digestivo, Neumología, Oncología y Cardiología. Su situación es peculiar. Están, pero no están, porque su destino final es el Virgen de las Nieves -conocido popularmente como 'Ruiz de Alda'-. Así las cosas, los manifestantes se echaron a la calle para exigir «dos hospitales completos», es decir, que el 'Ruiz de Alda' siga siendo el 'Ruiz de Alda' y el Hospital del PTS, una suerte de nuevo Clínico. Candel hizo hincapié en el mal funcionamiento de las urgencias tras la fusión.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), exigió una reunión urgente con el consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, y que la Junta tome medidas para subsanar los problemas generados tras la fusión hospitalaria, mientras que el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Granada, Higinio Almagro, señaló que «dar un paso atrás no es la solución» en la política sanitaria.